TRAS RESTRICCIONES PARA EVENTOS PÚBLICOS

Conferencia Episcopal pide prudencia y responsabilidad

La CEG en conferencia de prensa que ofreció en febrero. Foto ilustrativa: Saúl García/archivo

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), explicó en un comunicado divulgado en su cuenta oficial de Facebook, que como resultado de las medidas severas que el presidente Alejandro Giammattei anunció en el contexto del peligro de contagio con el coronavirus COVID-19, se decidió tomar varias acciones, entre las que figuran la suspensión de eucaristías que superen el número de personas limite que estableció el Ejecutivo, además de las horas santas, procesiones, viacrucis, entre otros.

Además, en su mensaje piden prudencia y responsabilidad en la conducta de todos los católicos.

De acuerdo con la CEG, quedan suspendidas las eucaristías a las que puedan llegar más de cien personas a partir de mañana 15 de marzo, hasta que se autoricen nuevamente.

“Quedan suspendidos también los actos de piedad en que se prevea la participación de más de cien personas. Esto incluye horas santas, procesiones y viacrucis”, aseguró la CEG.

Asimismo, piden a sacerdotes que celebren misas “pro populo et pro patria” desde mañana, en privado o con un grupo reducido de fieles. Si bien las iglesias pueden permanecer abiertas para que los fieles acudan a la oración, no será con actividades programadas, sino solo en visitas personales al Señor.

“Donde existas las capillas de adoración perpetua se insta a que mantengan e incrementen la oración por Guatemala…se exhorta a rezar a los sacerdotes y a los fieles para que este peligro grande que se cierne sobre nosotros cause el menor daño posible y para que actuemos con prudencia y responsabilidad, siguiendo las indicaciones que las autoridades vayan estableciendo”, señalaron.

LEA: Coronavirus: se suspenden clases y reuniones de más de 100 personas

Finalmente, en su comunicado, la CEG eleva sus oraciones por las personas que trabajan en centros de salud y piden prudencia y responsabilidad en la conducta de todos los católicos, a la vez afirman que desautorizan “todo comunicado que no lleve la firma del presidente y secretario de la CEG”.

De acuerdo con el Consejo Permanente de la CEG, estas instrucciones responden a las medidas que dicto el presidente que limitan actividades públicas y privadas que superen las cien personas y que explícitamente incluyen a actividades religiosas que caen bajo la restricción.