Con Criterio reporta que familiares de Cabrera residían sin permiso en EE. UU.

Por Redacción

El medio Con Criterio reportó que el vicepresidente de la República, Jafeth Cabrera, tiene familia que reside de manera ilegal en los Estados Unidos desde enero del año 2006.

Se trata de Juan Alberto Fletcher Gordillo y Flor de María Cabrera Cortez, yerno e hija del vicepresidente, que residen en el estado de Florida.

Con Criterio indicó que la pareja viajó en 2004 para recibir tratamientos oculares en el hospital Bascom Palmer.

Con Criterio informó que agentes de ICE llegaron a la residencia de la pareja y que ninguno de los dos portaba identificación. Cuando Cabrera autorizó a los agentes para que entraran a la residencia e ir por los pasaportes e identificaciones, Fletcher les advirtió que poseía armas, por lo que fue arrestado en el momento de los hechos.

Fletcher Gordillo fue condenado en noviembre del año pasado por portar armas y municiones de manera ilegal y que a raíz de este juicio se supo que los familiares del vicepresidente permanecieron de manera irregular en Estados Unidos por 13 años.

Según Con Criterio, las solicitudes que la pareja realizó para renovar sus visas fueron rechazadas, pese a esto la pareja decidió permanecer en ese país de manera irregular.

Asimismo, el medio detalla que esta sería una historia más de guatemaltecos que residen de manera ilegal en Estados une hubiese pasado desapercibida, pero que el incidente con la justicia de aquel país reveló la situación.

El yerno del vicepresidente fue condenado a 24 meses de prisión, a pagar una multa de de 5 mil dólares y a tres años de libertad condicional por tener un su residencia dos pistolas y dos rifles de asalto, además de 30 tolvas con municiones para fusiles y 50 cartuchos para pistola de 9 milímetros.

El estatus migratorio del yerno del presidente no cumplía con las normas estadounidenses para la portación de armas de fuego, ya que desde el 2006 residían de manera ilegal en el país.

La Vicepresidencia le dijo a Con Criterio que no se pronunciarían por el momento.