¿Cómo el IGSS beneficia a sus afiliados con la eliminación del certificado de trabajo? Aquí le contamos

Juan Carlos Ramírez, director de Recaudación del IGSS : La opción busca la reducción tiempos para acreditar los derechos a los cuales optan los afiliados. FOTO IGSS

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

A través del Acuerdo Número 1473 de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), se oficializó la eliminación del uso del certificado de trabajo como instrumento de acreditación de los derechos de los afiliados al Seguro Social.

Sobre el procedimiento que el Instituto pondrá en marcha para la implementación de esta normativa, Juan Carlos Ramírez, director de Recaudación del IGSS, en entrevista para el Diario La Hora, explicó los detalles de la nueva modalidad de atención y cómo esto beneficiará tanto a patronos como afiliados.

SOBRE EL PROCESO DE MODERNIZACIÓN

El IGSS recientemente anunció que la decisión de eliminar los certificados de trabajo electrónicos y físicos fue orientada en la modernización tecnológica y mejoramiento de los procesos, así como para reducir los tiempos y mejorar la atención, tanto en prestaciones de salud como en prestaciones pecuniarias.

“Se ha identificado que una de las opciones que viene a beneficiar en cuanto a la reducción de estos tiempos es cómo acreditar los derechos a los cuales optan los afiliados, tanto en el área de salud como en el área de prestaciones en dinero”, detalló el entrevistado.

Además, explicó que, como parte de la modernización, primero se procedió con la eliminación de los certificados de papel, una función que correspondía al patrono emitir a través de formatos pre impresos en donde se realizaba una validación de las cuotas y con esto se acreditaba el derecho a los trabajadores.

Ramírez detalló que posteriormente se optó por la emisión del certificado electrónico en donde a través de los distintos enlaces con los sistemas institucionales, el patrono podía tener la opción de emitir un documento electrónico, y posteriormente físico y con ello acreditar los derechos de los afiliados.

“Actualmente, desde la puesta en marcha, en el año 2012, se ha obtenido respuesta alta y eficiente, por parte del sector patronal para adherirse a la planilla electrónica en la cual se ha integrado el 100 por ciento de los patronos cotizantes, que presentan su planilla en la plataforma”, detalló.

De acuerdo con Ramírez, se identificó que dicha herramienta es una solución para hacer más viable y más fácil el proceso de verificación y acreditamiento de los derechos de los trabajadores. Añadió que por medio de la planilla electrónica las unidades médicas del IGSS tendrán la opción de poder identificar cuáles son los pagos que el sector patronal ha reportado al instituto, para proceder a acreditar los derechos.

“En acreditamiento de derechos de salud, los trabajadores pueden acceder a ella, siempre y cuando tengan 4 cuotas canceladas dentro de los últimos 6 meses”, puntualizó Ramírez.

En esa línea, Ramírez acotó que, con la eliminación del certificado físico y electrónico, las unidades médicas del Seguro Social de toda la República, desarrollarán las herramientas correspondientes para poder validar que efectivamente las personas son trabajadoras, que han sido reportadas en las planillas de seguridad social de sus patronos y se acreditan los derechos bajo la normativa institucional vigente.

“Para todas las prestaciones pecuniarias, bajo las distintas metodologías y bajo la normativa vigente, también podrán verificar si las personas pueden acceder o no a las prestaciones en dinero por suspensión laboral”, detalló el entrevistado.

¿QUÉ DEBE HACER EL AFILIADO?

De acuerdo con el director de recaudación, al suprimirse la emisión de los certificados, los trabajadores únicamente deberán dirigirse a las unidades médicas, en donde validarán que tienen acceso a los servicios.

Ramírez refirió que cuando un afiliado se presenta a una unidad médica, la constancia de haber recibido atención se sigue emitiendo y es un proceso diferente a la función que tenía el certificado de trabajo que era para la acreditación de derechos al momento que el trabajador solicitaba atención médica.

VALIDEZ DE CERTIFICADOS ELECTRÓNICOS Y FÍSICOS

Según explicó, el entrevistado, la Gerencia del Instituto ha girado instrucciones a todas las subgerencias correspondientes para que todos estén en capacidad de poder otorgar los beneficios correspondientes a través de las consultas a los sistemas informáticos y así atender las solicitudes de los afiliados.

“Las unidades médicas han ido haciendo las gestiones para que, a través de los sistemas informáticos, ellos puedan validar el acreditamiento de los derechos de los afiliados”, agregó.

Además, explicó que, a partir de la publicación del Acuerdo 1473, el Certificado de Trabajo Electrónico DPD-112 dejará de ser requerido paulatinamente en las unidades médicas, así como de la normativa lo fundamenta, tendrán un período de tres meses calendario para la eliminación total del certificado o hasta agotar el trámite conforme lo regulado en el Acuerdo.

“No se van a rechazar los expedientes, todos los trámites que ya iniciaron se estarán resolviendo conforme la normativa vigente durante el trámite inicial que haya realizado el afiliado”, aclaró Ramírez.

Actualmente, el Instituto cuenta con 27 mil 464 patronos cotizantes al Seguro Social y 1 millón 717 mil 929 afiliados, quienes podrían ser beneficiados con esta modernización.