PUNTO DE VISTA

Como el cangrejo

Francisco Cáceres

caceresfra@gmail.com

Nació en Guatemala el 19 de Julio de 1938; tiene estudios universitarios y técnicos en ciencias jurídicas y sociales, administración empresarial, pública, finanzas, comunicación, mercadeo y publicidad. Empresario, directivo, consejero y ejecutivo en diversas entidades industriales, comerciales y de servicio a la comunidad. Por más de 28 años consecutivos ha sido columnista en este medio.

post author

Francisco Cáceres Barrios
caceresfra@gmail.com

Dicen que los cangrejos caminan hacia atrás, pero en realidad, por la forma de su cuerpo, lo hacen hacia un lado en cambio, mantenemos el criterio que nuestro país no va a enderezar su rumbo, ni caminar hacia adelante mientras nuestras autoridades no cumplan con el mandato constitucional de otorgar empleos o cargos públicos atendiendo únicamente a razones fundadas en méritos de capacidad, idoneidad y honradez. Escribo este comentario después de enterarme de que la SAT tiene otra vez una enorme presa en atender con prontitud la solicitud de hacer las devoluciones del crédito fiscal a los empresarios, que otra vez llegó a los dos mil millones de quetzales, cuando si se hiciera de manera técnica y eficaz ese monto no estaría durmiendo en las arcas del Estado sino útil para que la fuerza productiva del país, le estuviera “dando vuelta” como decimos corrientemente, fuera en la creación de más empleo, en la compra de materia prima, maquinaria o equipo para expandir la productividad. ¿Por qué tanta traba o lentitud en algo que de manera electrónica debiera resolverse sino en un dos por tres, al menos en no más de dos meses?

Pero, apartándonos del área fiscal y económica cabe preguntarse, después de los tres primeros años de gobierno del presidente Jimmy Morales, ¿en dónde quedaron sus promesas de mejorar la calidad de la educación para nuestra niñez y juventud? También recientemente nos enteramos que en matemáticas, las pruebas de evaluación del 2018 mejoraron en 1.84% en relación con el año anterior y que en lenguaje la mejoría fue del 2.48%. De esa cuenta, los guatemaltecos nos seguimos preguntando ¿por qué el incremento concedido al magisterio por la vía de la negociación chantajeada de Joviel, no se hace tomando en cuenta la mejoría de la calidad pedagógica de los maestros y de manera más satisfactoria para quienes hoy son el futuro del país?

No hace mucho, en el Palacio Nacional de la Cultura se llevó a cabo una reunión en la que participaron diversas autoridades que hoy día tienen en sus manos el progreso y desarrollo de nuestro país. Me pareció ver aparte de ministros de Estado a gobernadores y alcaldes y como de costumbre, al terminar el evento, el Presidente tomó el micrófono para agradecer a los participantes su concurrencia y para jactarse de los logros alcanzados hasta la fecha, poniendo especial énfasis en que había logrado pasar el PIB (Producto Interno Bruto) por arriba del tres por ciento de crecimiento, gracias a sus esfuerzos y los de su Ministro de Finanzas. ¿Alguien podrá creer que eso se logra en cuestión de días? claro que no. Para ello es indispensable una adecuada planificación y seguimiento permanente de todo un año o más, hasta alcanzar la meta, lo que su gobierno no hizo precisamente. La causa real del logro se debió, sobre todo, a las remesas de nuestros migrantes, quienes tristemente siguen quedándose en el olvido de nuestras autoridades.