IGSS OFRECE COBERTURA A PACIENTES CON PADECIMIENTOS CONGÉNITOS HASTA LOS 15 AÑOS

¿Cómo atiende el Seguro Social a pacientes diagnosticados con Pie Equino Varo?

Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

El síndrome del Pie Equino Varo Aducto Congénito (PEVAC), es un padecimiento que ocurre debido al desarrollo anormal de músculos, tendones y huesos del pie de los niños diagnosticado en algunos casos durante el embarazo o al nacer.

Según datos proporcionados por el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), cada año a nivel mundial nacen entre 150 y 200 mil niños con este padecimiento; sin embargo, en Guatemala, el Instituto cuenta con una unidad especializada pionera en el tratamiento de este síndrome.

Karen Utrilla López, Jefa de la unidad de especialidades del Hospital de Accidentes Ceibal del instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) explicó que el síndrome es una deformidad del aparato locomotor específicamente de los miembros inferiores que consiste en una desalineación de los huesos del tarso de los niños y que es generalmente de origen congénito.

“Nosotros en el Instituto somos la unidad de referencia nacional para tratar este tipo de padecimiento. Antes se manejaba el promedio de 1 niño con PEVAC por cada mil nacidos pero las literaturas actuales manejan números de entre 3 a 4 niños por cada mil nacidos que representan la incidencia de esta patología”, explicó la entrevistada.

Además detalló que en el caso de Guatemala, los niños nacidos en el interior de la República, representan un mayor porcentaje de incidencia en los casos atendidos por el Instituto.

DIAGNÓSTICO

Utrilla explicó que una de las formas de diagnosticar clínicamente el PEVAC es durante el nacimiento. A decir de la entrevistada, un diagnóstico temprano es importante en la planificación del tratamiento, “lo ideal es que el niño tenga contacto con la madre durante los primeros días de vida para posteriormente iniciar el tratamiento”, explicó.

Sin embargo, la profesional explicó que en la unidad se atienden casos de niños de todas las edades, pues al ser una enfermedad congénita el Seguro Social brinda atención a los pacientes hasta los 15 años de edad.

TRATAMIENTO A TRAVÉS DEL SEGURO SOCIAL

Utrilla explicó que el PEVAC se puede clasificar en leve, moderado, severo o muy severo y es a través del método Ponseti que el IGSS atiende a los pacientes diagnosticados con este síndrome.

De acuerdo con la entrevistada, la aplicación del método consta de dos fases, la primera consiste en la manipulación del pie y un enyesado semanal que corrige la posición del pie hacia afuera, sumado a un procedimiento llamado Tenotomía percutánea del tendón de Aquiles que corrige la última deformidad del pie y se coloca nuevamente un yeso por 3 o 4 semanas.

Utrilla explicó que la segunda fase del tratamiento se enfoca en el uso de un par de zapatos unidos por una barra ajustable conocida como férula de Dennis Brown que mantendrá la corrección lograda con la primera fase del tratamiento. Además agregó que esta deberá usarse de acuerdo con las indicaciones médicas hasta los 5 años.

“Nosotros acá hacemos el 30 por ciento del tratamiento, el resto lo hacen los papás con la utilización correcta de las barras pues de esto depende el éxito del método Ponseti”, puntualizó Utrilla.

La profesional agregó que mientras más pronto se inicie el tratamiento al nacer el niño, los resultados pueden ser mejores pues la flexibilidad en los recién nacidos permite una mejor respuesta al momento de la aplicación del tratamiento, “hemos tenido pacientes que inician el tratamiento días después de haber nacido, de esta edad es más fácil aplicar el tratamiento porque las articulaciones pueden moldearse más, contrario a lo que ocurre cuando ya tienen más edad, pero todos son atendidos”, destacó Utrilla.

SEGUIMIENTO ES DETERMINANTE PARA SU RECUPERACIÓN

La especialista detalló que es importante seguir el tratamiento como lo indican los médicos ya que este tipo de padecimiento puede presentarse una recidiva de la deformidad en un alto porcentaje si no se realiza el procedimiento con todas las fases como se recomiendan.

Utrilla destacó que el método Ponseti representa una ventaja respecto a los métodos tradicionales que implicaban cirugías mayores para corregir el padecimiento, “este método no deja secuelas y si existe una recidiva puede volver a utilizarse el mismo procedimiento sin ningún problema”, dijo la entrevistada.

Además, de ser pioneros en la utilización del método Ponseti, Utrilla destacó que en el Seguro Social el método tiene una efectividad superior al 90 por ciento y en los casos que varía en gran parte se debe al uso correcto de la barra de Dennis Brown y continuidad con el tratamiento, pues a decir de la entrevistada, algunos padres abandonan el tratamiento y esto podría provocar que los resultados varíen.

ACOMPAÑAMIENTO ES IMPORTANTE

La especialista indicó que cada miércoles se reciben en la unidad a los pacientes que junto a sus padres son atendidos e informados sobre el avance del tratamiento. “Los mismos padres han creado lazos de afinidad en donde se dan ánimo y comparten sus experiencias. A veces tenemos mamás que vienen con el sentimiento de sus hijos, pero cuando vienen acá y ven cómo van avanzando los otros pacientes se sienten más motivadas”, dijo Utrilla.

Además destacó que tomando en cuenta que muchos padres viajan desde el interior de la República el Seguro Social cubre los gastos de pasajes para los pacientes y responsables de los menores.

“Tenemos pacientes que vienen incluso de Petén y ellos mismos están presentes durante el procedimiento y se les instruye sobre cómo quitar el yeso junto al médico a cargo, quien evalúa de acuerdo con la clasificación de Pirani el avance del tratamiento”, puntualizó Utrilla.

Finalmente la entrevistada explicó que los beneficios en cuanto a recibir el tratamiento a través del Seguro Social son importantes, pues los pacientes pueden recibir un tratamiento integral hasta conseguir su recuperación.

CUIDADOS NECESARIOS PARA UN PACIENTE A QUIEN SE LE HA COLOCADO YESO

* Mantener limpio el yeso cambiando frecuentemente el pañal.
* Mantener elevada la extremidad y colocarla sobre una almohada para evitar el apoyo constante del talón mientras está acostado.
* Evitar introducir objetos en el yeso.
* Evitar cortar o remover el yeso sin indicación del médico.
* Evitar mojar el yeso o coloca sustancias para limpiarlo.
* Evitar que el niño apoye o gatee cuando el yeso está fresco
* Instruir para que pueda patalear simétricamente durante el tiempo que use la barra.

PROCEDIMIENTO

Antes de la Tenotomía percutánea del tendón los pacientes podrían pasar entre 4 y 6 semanas cambiando el yeso cada semana para determinar el avance y corrección de la deformidad.

SOBRE EL MÉTODO PONSETI

El método Ponseti fue creado por el doctor Ignacio Ponseti quien nació un 3 de junio de 1914 y falleció el 18 de octubre de 2009. Ponseti trabajó por más de 60 años en el desarrollo de un tratamiento efectivo y no invasivo para el Pie Equino Varo.

El método de Ponseti es el tratamiento de elección a nivel mundial, para los bebés que nacen con Pie Equino Varo Congénito, y consiste en la colocación de yesos seriados semanales hasta la corrección de la deformidad.

Uno de sus mayores aportes es que con dicho método se ha visto disminuida la cirugía de liberación de partes blandas (Liberación Postero-Medial, LPM), caracterizada por ser altamente invasiva.
Fuente. www.metodoponseti.es