El ministro de Salud, Francisco Coma se refirió a la nueva variante del COVID-19. Foto: La Hora/José Orozco.

Hasta el 9 de agosto en Guatemala se reportaban 37,227 casos activos de Covid-19 y las estadísticas evidencian que por cada 100,000 habitantes 2,339 tienden a contraer el virus, mientras la red hospitalaria del país ha mantenido un porcentaje mayor al 95% de pacientes graves y 60% en moderados, situación que el viceministro de Hospitales, Francisco Coma define como “muy complicada”.

“La situación de los hospitales es muy complicada”, dijo el doctor Coma; “estamos por arriba del 95% de ocupación en las camas de pacientes graves. Esos datos son a nivel nacional”, detalló.

Por otro lado, Comunicación Social del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) compartió que a nivel nacional la ocupación de camas con pacientes moderados es del 64%, mientras que los pacientes con síntomas severos ocupan el 97%.

El total general de ocupación hospitalaria en Guatemala es del 73%.


POR CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS SÍ HAY PACIENTES HOSPITALIZADOS CON DELTA

El 9 de agosto el presidente Alejandro Giammattei afirmó que la variante Delta del coronavirus ya se encontraba presente en Guatemala con 14 casos positivos confirmados.

“Está confirmado. De hecho, el día sábado en una conferencia de prensa el viceministro Coma dijo que clínicamente estaba presente -la variante Delta-, pero no teníamos la sustentación científica. Hoy fueron entregados el reporte de 14 casos que corresponden a Delta y los 14 casos corresponden casi a todas personas jóvenes”, dijo a los periodistas luego de una entrega de motocicletas a la Policía Nacional Civil (PNC).

Se consultó con Francisco Coma si han detectado pacientes positivos con Delta en los hospitales del país, a lo cual se refirió nuevamente a que por el análisis clínico de la enfermedad existe la posibilidad, pero no hay exámenes que lo confirmen.


“Saber si hay un caso hospitalizado de Delta, eso no se especifica porque no hay un laboratorio que inmediato diga si es Delta o no. Lo que he estado viendo es que las características clínicas de los pacientes nos hacen pensar que hay muchos casos que son pacientes contaminados por cualquiera de las variantes”, agregó.

El Viceministro de Hospitales aseveró que basándose en características clínicas “sí hay pacientes con Delta”, pero aclaró que “no es que yo diga ‘ay, le hice este examen y encontré la variante Delta’, es solo para tener el conocimiento general”.

Según la circular 30 del MSPAS el 50% de los casos positivos de Delta fueron femeninos con personas entre los 8 y 78 años, todos procedentes de Guatemala, atendidos en hospitales privados. En total 6 de los 14 contagios presentaron antecedentes de vacunación, 5 con esquema completo agrega el documento del Ministerio de Salud.

El pasado 09 de agosto. el presidente Alejandro Giammattei, confirmó 14 casos de Covid-19 con la variante Delta. Foto: La Hora/Presidencia

SOBRE LA VARIANTE

La variante Delta, identificada en la India desde octubre del 2020 es una mutación de tipo VOC (variantes de preocupación por sus siglas en inglés). Este tipo representan:

– Aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología del Covid-19
– Aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad
– Disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles.

También se le denomina virus Sars-CoV2 en su linaje B.1.617.2.

Con esta en Guatemala se han registrado cuatro variantes del coronavirus: Alpha, Beta, Gamma y Delta; todas VOC.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorDiputada Villagrán: Salud reduce Q133.3 millones a hospitales de Covid-19
Artículo siguienteLa OIM muestra su profunda preocupación por la situación en Afganistán y su repercusión en desplazados