COLMEDEGUA: retorno a la nueva normalidad se debe hacer con medidas progresivas

El Ministerio de Salud Pública reporta que en las últimas 24 horas se han registrado un total de 835 casos nuevos. Foto La Hora/Moisés Castillo/AP

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala (COLMEDEGUA), exigió a través de un comunicado que el retorno a la nueva normalidad se haga con medidas progresivas y no abruptas que permitan reinventar la convivencia, productividad y solidaridad.

A la vez, destacaron que la riqueza que Guatemala genera descansa en el trabajo de su gente y por lo tanto exigen al Gobierno que su actuación se dirija a la prevención de la expansión del virus, porque sigue siendo la mejor herramienta para enfrentar la pandemia.

“La protección en rebaño, por exposición al virus no se han producido como se esperaba y creíamos, y que la inmunidad colectiva podremos obtenerla cuando se disponga de vacunas que produzcan inmunidad”, afirmaron.

LEA: Con medidas de higiene y distanciamiento social, reanuda su servicio Transmetro

Además, mencionaron que es importante que la población tenga acceso a la vacuna cuando esté lista, para no esperar meses para disponer de ella en el país.

Para el colegio, las diferentes fases de desescalada deben contar con signos o marcadores epidemiológicos que garanticen que la población no está expuesta a riesgos innecesarios de contagiarse.

“Que se han garantizado medios de protección, que los casos no están descontrolados y que los brotes pueden ser identificados, los contagios rastreados y los enfermos atendidos y controlados. La desescalada debe permitirnos actuar e ir hacia atrás cuando sea necesario, en la contención, mitigación y control de la Pandemia, porque todos somos responsables del todo”, aseveraron.

A decir de los médicos, el punto cero de arranque de una desescalada pausada, será la condición en que la curva de la tasa de infectados y la tasa de mortalidad se vaya doblegando y que la curva epidemiológica se vaya aplanando durante no menos de 14 días consecutivos.

La cifra de contagios de COVID-19 en Guatemala supera los 40 mil y se acerca a los 50 mil. Foto: José Orozco/La Hora

HABLAN DE UNA DESESCALADA PROGRESIVA

Asimismo, explican que la desescalada no abrupta, sino progresiva tiene como objetivo controlar la pandemia, reduciendo el número de casos, no saturando los Servicios de Salud, no colapsando los Hospitales, garantizando que las Unidades de Cuidados Intensivos contribuyan a la sobrevivencia de la población.

“Es necesario no concentrar todos los recursos humanos y materiales en la atención de una sola patología: la Pandemia del Coronavirus porque las otras patologías requieren de nuestra atención y compromiso”, mencionaron.

Desescalar paso a paso, para el COLMEDEGUA, permite detenerse y desandar lo avanzando si es necesario para corregir el rumbo, escalón por escalón y fase por fase.

LEA: Asturias: el reto ahora son los municipios postergados en cuanto a pruebas

“El comportamiento de los seres humanos las condiciones materiales efectivas pueden y deben ser orientadas, y reguladas por el Estado para: Transporte púbico, movilización vial, visitas a mercados y demás centros de abastecimiento, etc. Para ello, las normas de relación deben alcanzar el debido cumplimiento con la participación y colaboración de todos”, mencionaron.

El Colegio también mencionó que los diferentes gobiernos en el mundo han tomado decisiones tanto audaces como efectivas y desafortunadas.

“En este sentido, el levantar todas las medidas sanitarias preventivas en un solo momento no ha sido la mejor de las estrategias, ello ha facilitado nuevos brotes, contagios comunitarios y una aparición progresiva de casos e incremento de la mortalidad”, afirmaron.