CNMC multa a compañías por el intercambio de información sobre la venta de cigarrillos

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha interpuesto una sanción de millones de euros a las principales empresas de tabaco. Foto la hora: dpa.

MADRID
Agencia DPA / (Europa Press) –

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha interpuesto una sanción de 57.7 millones de euros a las principales empresas de tabaco, Philip Morris, Altadis y JT Internacional Iberia, y a la distribuidora Logista, por el supuesto intercambio de información confidencial sobre la venta de cigarrillos.

Según el regulador, entre la información intercambiada figuran los datos sobre los perfiles de los consumidores y los relativos a la demanda en las distintas provincias, lo que habría supuesto “la eliminación de la competencia” desde el año 2008 hasta el 2017.

En concreto, la CNMC ha considerado que esta conducta es “constitutiva de una infracción prohibida” por la ley de Defensa de la Competencia y por el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que ha ocasionado que la cuota de mercado de estas empresas, que dominan el 95% del mercado, se haya mantenido estable durante este periodo.

Por ello, ha sancionado a la compañía Distribución Integral Logista con 21 millones de euros; a Philip Morris Spain con 15.3 millones de euros; a Altadis con 11,4 millones de euros y a JT International Iberia con 10 millones de euros.

INFORMACIÓN SOBRE LAS VENTAS

La CNMC explica en un comunicado las características “especiales” del mercado de tabaco, ya que la importación y distribución mayorista está liberalizada, previa obtención de una licencia del Comisionado del Mercado de Tabacos.

En este sentido, los distribuidores tienen que suministrar a todos los minoristas nacionales, en los que “todavía existe un monopolio del Estado”, a través de las 13.000 expendedurías de tabaco, que constituyen el principal canal. Además, el 80% del precio son impuestos.

La CNMC afirma que los hechos acreditados indican que Logista ha estado facilitando a todos los fabricantes de tabaco, con los que tiene suscrito un contrato de distribución, información diaria y gratuita sobre las ventas a los estancos, desglosada por las marcas a las que distribuye.

Esta información permite a los fabricantes conocer “con total precisión y en tiempo real” el patrón de comportamiento de todos los consumidores del mercado; la reacción de la demanda en cada provincia para cada una de las marcas y categorías ante modificaciones de precios y el lanzamiento de nuevos productos.

Estos datos correspondían no solo a sus propias marcas sino también de las de sus competidores, por medio de una aplicación informática de Logista, de forma que “consentían el acceso de terceros siempre que sus rivales les permitieran el acceso a los suyos”.