Cientos de personas intentan irrumpir en Parlamento de Serbia

Por DUSAN STOJANOVIC
BELGRADO, Serbia
Agencia AP

Cientos de manifestantes intentaron irrumpir en el Parlamento de Serbia y se enfrentaron con la policía, que les arrojó gases lacrimógenos durante la cuarta noche de protestas contra el autoritarismo del presidente.

Los inconformes — que desafiaban una prohibición a las reuniones masivas en medio de un aumento en las infecciones de coronavirus — lanzaron botellas, piedras y bengalas a los agentes que protegían el parlamento abovedado en el centro de Belgrado y retiraron las vallas de metal frente a él. En la escalinata de la entrada había humo.

En un principio la policía utilizó sus escudos para hacer retroceder a los manifestantes e impedir que entraran al edificio. Pero tras reiterados ataques, roció gas lacrimógeno para dispersar a la multitud y luego se enfrascó en choques con los manifestantes.

Varias personas fueron arrestadas y muchos reporteros resultaron lesionados, principalmente en ataques de los inconformes.

Algunos líderes de la oposición dijeron que la violencia era obra de manifestantes nacionalistas de extrema derecha controlados por el gobierno, con el objetivo de desacreditar las protestas pacíficas que comenzaron en respuesta a los intentos del presidente Aleksandar Vucic de reimponer las restricciones por el virus, pero que se han intensificado para expresar una frustración más extensa por su gobierno de línea dura.

Vucic ha negado que “hooligans”, a quienes se vio golpear a los manifestantes pacíficos hace unos días, estén bajo su control, y dice que la oposición los llevó. El viernes por la tarde le dijo a la televisora pro gubernamental Pink TV que todos los que estaban atacando a los “valientes” policías serán arrestados.

“Las máscaras han caído”, afirmó el mandatario, que describió a los manifestantes como una mezcla de magnates y acosadores “que desean tomar el poder”.

Horas antes, Vucic dijo que no estaba preocupado de perder poder político durante las protestas, consideradas las más intensas desde el derrocamiento del exhombre fuerte serbio Slobodan Milosevic en 2000. En su lugar, expresó temor de que los manifestantes contribuyan a la propagación del virus.

“Es tan irresponsable convocar a la gente a reunirse y manifestarse cuando nos enfrentamos con los números más horrendos de infecciones por el coronavirus”, dijo Vucic a la prensa durante su visita oficial a Francia.

“Le imploro a la gente, por favor mantengamos nuestra salud a salvo. Nadie va a tomar el poder por la fuerza. El poder se toma en las elecciones. Pueden protestar tanto como quieran cuando acabe la pandemia”, dijo.

La primera ministra Ana Brnabic anunció el viernes el mayor número de muertes en un día, 18, desde que empezó la pandemia en el país balcánico. Dijo que se registraron 386 casos nuevos en las últimas 24 horas, lo cual coloca el total por arriba de los 17.300 casos confirmados y 352 muertes desde marzo.