El estudio “Reducir las extorsiones, un esfuerzo de todos”, del CIEN, detalló que las autoridades han identificado que el 80% de las extorsiones provienen de imitadores y el 20% de pandillas. Foto: La Hora

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

El estudio “Reducir las extorsiones, un esfuerzo de todos”, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), detalló que las autoridades han identificado que el 80% de las extorsiones provienen de imitadores y el 20% de pandillas, lo cual evidencia una evolución del fenómeno de la extorsión, a partir del año 2015.

El informe del CIEN reflejó que los “imitadores” cuentan con una estructura pequeña y que no suele ser fija.

“Involucran en ella a amigos, familiares y compañeros de prisión según las necesidades. Sus víctimas son seleccionadas al azar y las contactan a través de llamadas o mensajes telefónicos. Los cobros extorsivos en su mayoría son cobros únicos y a veces obtenidos mediante engaños, por lo tanto, la extorsión suele ser casual. Las llamadas a residencias o a personas individuales suelen ser sus víctimas. La mayoría opera desde las cárceles”, explicó el CIEN.

Mientras que, “las pandillas cuentan con estructuras operativas grandes, ejercen el control territorial a través de las distintas clicas y hacen uso de la violencia. Por lo mismo, las extorsiones cobradas por las pandillas suelen ser en cifras monetarias mayores y más frecuentes. Es una extorsión sistemática en donde los sectores más afectados son el transporte y el comercio”.

Lea: Realizan 20 allanamientos contra las extorsiones

EVOLUCIÓN DEL FENÓMENO DE LA EXTORSIÓN

De acuerdo con Corinne Dedik, investigadora del CIEN, el fenómeno criminal de las extorsiones ha evolucionado y se divide en tres etapas.

“Se puede ver que en la fase inicial cuando empezó a surgir el fenómeno de las extorsiones, en el 2001, fueron extorsiones hechas por pandillas, pero de manera no tan sistemática, casual y al azar. Después, en una segunda fase, a partir del -año- 2006, con el fortalecimiento de diferentes clicas, la extorsión se volvió sistemática y muy ligada al control territorial por parte de las diferentes clicas de las pandillas. A partir de 2015, se empezaron a identificar imitadores, personas que no son pandilleros, pero que realizan extorsiones, ese fenómeno ha ido aumentado para llegar a que el 80% de las extorsiones corresponden a imitadores”, explicó Dedik.

La investigadora del CIEN, detalló que la extorsión es un delito que continúa asociado con las pandillas, pero también ha mutado.

La investigadora del CIEN, detalló que la extorsión es un delito que continúa asociado con las pandillas, pero también ha mutado. Foto La Hora

“Hubo un cambio en el fenómeno criminal de las extorsiones, donde se puede ver que el delito sigue asociado a las pandillas, pero ya no exclusivamente, sino que ha mutado, a que imitadores que ya se encuentran recluidos de un centro carcelario, son responsables de más de la mitad de las extorsiones que se están realizando”, reiteró.

FORTALECIMIENTO EN PNC Y MP, MENOS SP

La entrevistada dijo que han observado un fortalecimiento institucional, especialmente en la Policía Nacional Civil (PNC), a través de la División Nacional contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas (Dipanda), que investiga estos temas, además se ha expandido a sedes departamentales para tener mayor presencia.

También en el Ministerio Público, donde la Unidad contra la Extorsiones, se convirtió en una Fiscalía de Sección y se ha expandido con sedes municipales y departamentales, esto ha incidido en que las denuncias puedan judicializarse.

“El 84% de los casos que se están judicializando recibe una sentencia condenatoria, se puede ver que no se judicializa solo por judicializar, sino que hay un éxito en el tema de condenas, porque 8 de cada 10 personas procesadas por extorsión son condenadas y pasan por la cárcel”, refirió.

La entrevistada dijo que han observado un fortalecimiento institucional, especialmente en la Policía Nacional Civil (PNC). Foto: PNC

Sin embargo, la única entidad que no registra mayores avances es el Sistema Penitenciario (SP), desde donde continúa saliendo el 90% de las extorsiones, indicó Dedik.

“La única institución donde no se puede ver o registrar avances institucionales para combatir las extorsiones es el Sistema Penitenciario, las cárceles se han vuelto el problema medular en el tema de las extorsiones. Según las autoridades, el 90% de las extorsiones salen de alguna prisión, es importante que se interrumpa ese círculo”, dijo la profesional.

La investigadora del CIEN destacó que no ha habido voluntad política para transformar al SP, únicamente se han tomado algunas medidas “cosméticas”, o que no se institucionalizan.

Agregó que actualmente hay casi 26 mil personas privadas de libertad y no se ha logrado aumentar los espacios carcelarios en más de una década, mientras que existe una tasa de ocupación del 380% y esto genera descontrol y desorden, aunado al déficit de personal operativo, así como la corrupción que sigue presente en el SP.

Las acciones que ha implementado el SP para detener las llamadas de extorsión en años anteriores, son el traslado de pandilleros a otras cárceles, pero al final no se resuelve el problema, sino que se mueve de una prisión a otra. Por otro lado, han intentado un bloqueo de señal desde el año 2010 que se hicieron los primeros esfuerzos, pero a la fecha solo se ha logrado un bloqueo parcial que permite sacar llamadas desde la cárcel. La tercera acción son las requisas donde anualmente se incautan aproximadamente 1 mil celulares, pero es una medida insuficiente.

El CIEN recomendó promover la denuncia a través de campañas donde también se puedan emitir medidas de prevención para que las víctimas sepan donde pueden denunciar. Foto La Hora/PNC

ALGUNAS RECOMENDACIONES

El CIEN recomendó promover la denuncia a través de campañas donde también se puedan emitir medidas de prevención para que las víctimas sepan donde pueden denunciar.

También, continuar con el fortalecimiento institucional que ha traído “buenos resultados”, pero destacó la necesidad de que también el SP sea fortalecido.

Asimismo, la profesionalización del personal y la implementación de tecnología, por otro lado, mejorar la coordinación con terceros, como lo son las empresas de telefonía y el sector bancario a través de la Superintendencia de Bancos, que ha colaborado con temas específicos y esporádicos, pero que debe dar seguimiento al blanqueo del dinero, producto de la extorsión.

Imagen: La Hora/Esteban Cardona

En tanto al SP, el CIEN le sugirió crear una estrategia de reclusión en relación con los privados de libertad que han sido identificados como extorsionadores, además que realicen ajustes temporales a la infraestructura, porque urge aislarlos. A corto plazo que se retome la comunicación con el sector de telefonía para tener un convenio de cooperación para regular como se llevará a cabo el bloqueo de señal, asimismo que se haga una depuración del personal penitenciario y que se implemente la carrera penitenciaria.

Mariela Castañón
Licenciada en Ciencias de la Comunicación, once años de ejercicio periodístico en la cobertura de niñez, juventud, violencias, género y policiales. Becaria de: Cosecha Roja, Red de Periodistas Judiciales de América Latina, Buenos Aires, Argentina (2017); Diplomado online El Periodista de la Era Digital como Agente y Líder de la Transformación Social, Tecnológico de Monterrey, México (2016); Programa para Periodistas Edward R. Murrow, Embajada de los Estados Unidos en Guatemala (2014). Premio Nacional de Periodismo (2017) por mejor cobertura diaria, Instituto de Previsión Social del Periodista (IPSP). Reconocimiento por la "cobertura humana en temas dramáticos", Asociación de Periodistas de Guatemala (2017). Primer lugar en el concurso Periodístico “Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes”, otorgado por la Asociación Pasmo, Proyecto USAID (2013).
Artículo anteriorOSAR registra 90,936 embarazos en niñas y adolescentes
Artículo siguienteTormentas: 2 comunidades no podrán regresar; evaluaciones durarán “8 meses”