China: Amenazas y aranceles no resolverán conflicto con EE. UU.

Las amenazas y los aranceles no resolverán las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. Foto la hora: AP.

BEIJING
Agencia (AP)

Las amenazas y los aranceles no resolverán las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, dijo el Ministerio de Comercio chino hoy, apuntando que funcionarios de las dos mayores economías del mundo se están preparando para la reunión entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping la próxima semana en Osaka.

La “preocupación central” tiene que ser contemplada propiamente, apuntó el vocero del ministerio, Gao Feng.

“Si Estados Unidos insiste en tomar medidas comerciales unilaterales contra China, esto tendrá graves impactos en su propia economía y en el bienestar de su población”, agregó el portavoz.

Está previsto que Trump y Xi se reúnan durante la cumbre del G20 que se celebrará el 28 y 29 de junio. Por el momento no hay fecha para que los negociadores de ambos países reanuden sus contactos, que se paralizaron en mayo cuando Washington acusó a Beijing de renegar de compromisos previos.

Las negociaciones están enfocadas en poner fin a una disputa comercial sobre tecnología y comercio que llevó a Trump a imponer aranceles de 25% en exportaciones chinas valuadas en 250 mil millones de dólares y está sopesando ampliar dicho impuesto a otros 300 mil millones de dólares en productos chinos.

The Wall Street Journal reportó la semana pasada que Huawei le solicitó a la telefónica estadounidense Verizon pagar por el uso de más de 200 patentes. Aunque la empresa china se negó a comentar sobre el tema, el portavoz de la compañía Joe Kelly dijo que Huawei dará una conferencia de prensa más adelante este mes sobre ser más agresiva en lo que se refiere al cobro de uso patentes.

Por su parte, el senador republicano Marco Rubio presentó una enmienda a una ley federal de defensa de Estados Unidos que impediría que Huawei Technologies y otras empresas en listas de avisos de seguridad puedan demandar en las cortes estadounidenses por daños. Esto siguió a la decisión de Huawei de buscar 1,000 millones de dólares en daños que supuestamente se le deben por el uso de patentes.

Lu Kang, vocero de la Cancillería china, dijo que el plan de Rubio de impedir la demanda de Huawei es “bizarro”.

“Sabemos que en Estados Unidos no se deja piedra sin voltear para manchar y suprimir los emprendimientos de otros países, sin embargo, no esperábamos que manipularan tan descaradamente las leyes”, dijo Kang.

“Esto no solo daña la reputación e imagen de Estados Unidos, sino también a sus propias empresas en el largo plazo”, agregó.