Por Grecia Ortíz

gortiz@lahora.com.gt

El guatemalteco José Sánchez decidió migrar a Estados Unidos hace varios años, motivado por sus sueños de superación, así como para reunirse con su familia y ahora, tras mucho tiempo de lucha y aprendizaje se enfoca junto a esposa y hermano a impulsar el restaurante Isabel’s Guatemalan Restaurant, así como una empresa de construcción, tarea en la que más ocupa su tiempo.

Desde Dallas, Texas, el chapín conversó con La Hora Voz del Migrante en una llamada telefónica en la cual recordó que tiene 16 años de vivir en ese país y remarcó que la idea de empezar un restaurante surgió aproximadamente hace cuatro años.

El proyecto inició por la idea de su hermano, inspirado por su abuela, quien tenía un negocio similar en Tiquisate, Escuintla, el cual describe como “una tradición familiar el tema de la cocina”.

Finalmente, la idea dio frutos en noviembre del año pasado, aunque tenían planeado que fuera antes, pero la situación en Estados Unidos dificultó un poco los permisos.

“Mi abuela tenía su negocio desde 1940, ella emigró de El Progreso, Guastatoya hacia Tiquisate, con mi abuelo y pusieron un pequeño comedor allá y fue por más de 60 años que ella estuvo trabajando en su comedor y de hecho el nombre es por ella”, afirmó.

Mientras que su hermano tiene diez o doce años de vivir en el extranjero.

LOS PLATOS PREFERIDOS

José relató que hacer realidad su sueño fue difícil, porque las reglamentaciones son complejas y el año pasado fue complicado.

“No teníamos experiencia en nada de eso y tuvimos que hacerlo todo, pero la idea original era abrirlo en marzo del año pasado, pero el cierre lo dificultó hasta noviembre”, aseguró.

Hasta ahora, Isabel’s Guatemalan Restaurant, ha logrado abrirse espacio entre la comunidad migrante y los platos preferidos son las garnachas y los famosos “shukos” guatemaltecos, todas las recetas que ofrecen son nacionales para todo gusto.

Los encargados de preparar la comida son personas que le ponen el toque nacional a cada uno de sus platillos.

Los últimos meses comentó que han sido de mucho crecimiento y tiempo de aprendizaje, “gracias a Dios hemos mejorado mucho”.

TAMBIÉN TIENE EXPERIENCIA EN LA CONSTRUCCIÓN

José también es dueño de una compañía que se dedica a la construcción, en la cual ocupa la mayoría de su tiempo, en este último emprendimiento también genera fuentes de empleo, muchos de ellos para migrantes de origen guatemalteco.

“Tengo 12 años trabajando en esto también con mi hermano y ya la idea del restaurante surgió después en estos últimos años”, comentó.

Sin embargo, el primer empleo que tuvo en EE. UU., fue en una tienda de comida, “uno trabaja en lo que la familia le consigue o lo que se encuentra para salir adelante, pero esa fue una de las primeras cosas que hice”.

El resto de su familia, su mamá, así como sus hermanos también se encuentran en EE. UU., aunque algunos llegaron no hace mucho tiempo.

El guatemalteco creció en Tiquisate, Escuintla, aunque nació en Amatitlán, una parte de su vida asegura que la pasó junto a su abuela, quien se encargó de sus hermanos y él luego que su mamá migrara a Estados Unidos.

ESTUDIÓ INGLÉS Y LE GUSTA LA COMUNICACIÓN

En el país completó sus estudios básicos y luego, cuando migró, se integró a un Community College que es un centro comunitario en donde aprendió inglés y también se interesó en el campo de la comunicación, aunque no continuó con este último.

Esa profesión le apasionaba porque el fútbol es su deporte favorito, “cuando ya no jugaba me gustaba mucho el periodismo deportivo, pero no se dio, no terminé de estudiar, solo fue un par de semestres, pero eso igual me sirvió para prepararme”.

Ahora con el restaurante lo considera un sueño que ha logrado cumplir, porque ayudan a trabajadores guatemaltecos o de otra nacionalidad y les ofrecen un recuerdo del país.

“A pesar de que hay varios negocios en Dallas de cocina guatemalteca, creo que el concepto nuestro es servirles de una manera satisfactoria al cliente, eso es lo primordial por ahora”, resumió.

TRABAJA AL LADO DE SU ESPOSA Y HERMANO EN EL RESTAURANTE

José comentó que, de lunes a viernes, su trabajo se centra en la construcción, sin embargo, los fines de semana junto a su esposa se dedican al restaurante.

Su esposa, Erika Cruz, es de origen hondureño, pero se ha involucrado de lleno con la cultura guatemalteca y ahora ella también verifica que las recetas tengan el toque chapín.

“Ya tenemos 12 años juntos, entonces, pues todo lo que comíamos nosotros ella lo ha preparado… mi hermano, Julio César Sánchez, se preocupa por las recetas, porque es el bueno para la cocina”, resalta entre risas.

DESEAN PARTICIPAR EN FERIA DE LA CIUDAD DE DALLAS

Finalmente, el entrevistado cuenta que tiene muy poco tiempo libre, pero siempre busca tomarse algunos días de vacaciones cuando puede, porque trabajar mucho puede ser contraproducente, pero entiende que es necesario para salir adelante.

Uno de los propósitos para este año, afirmó que se centra en que, si abre la feria estatal en la ciudad de Dallas en agosto y septiembre, quieren ser los primeros guatemaltecos en vender comida ahí, “es algo que marcaría historia, porque según me estaban comentando, nunca ha habido una feria de comida guatemalteca”.

Si desea visitar Isabel’s Guatemalan Restaurant, los puede encontrar en la 5528 Alpha Rd 103t, Dallas Texas Estados Unidos y llamar al teléfono 214 782 9352.

Ver más MIGRANTES CONTIGO