Eleazar Cifuentes es reconocido por la comunidad migrante de Carolina del Norte debido a su trabajo a favor de ellos y su deseo de superación como el de muchos guatemaltecos, lo cual ha logrado tras emprender su propia empresa dedicada al aire acondicionado.

Don Eleazar, como es conocido, conversó vía telefónica con La Hora Voz del Migrante y recordó que llegó a Estados Unidos en 1995, estableciéndose en Carolina del Norte, lugar en el que cumplió sus sueños.

El connacional es originario del departamento de Retalhuleu, “soy de la capital del mundo como le dicen”, enfatiza.

Como muchos migró buscando mejorar su vida personal y la de su familia que aún vive en Guatemala, “siempre apoyando a mi familia y ellos también apoyándome”.

Uno de sus primeros trabajos en Estados Unidos fue de aprendiz de albañil durante aproximadamente dos años, pero el clima lo hizo desistir y empezó a dedicarse al aire acondicionado y eso le gustó.

“Una compañía me dio la oportunidad de aprender desde cero hasta lo que sé ahora, y pues actualmente tengo mi pequeña empresa de aire acondicionado”, contó.

En su vida, resalta con un aire de entusiasmo que ha enfrentado altas y bajas, pero sobre todo satisfacciones para lograr lo que tiene, “siempre con la perseverancia de seguir adelante y poder triunfar en el extranjero”.

 

DECIDIÓ HACER MÁS POR LA COMUNIDAD MIGRANTE

Pero además de su empresa, don Eleazar lo impulsa el trabajo a favor de la comunidad migrante guatemalteca, por ejemplo, ha sido voluntario en el consulado de Atlanta desde hace varios años, que era el que atendía a los connacionales de Carolina del Norte y Sur.

Por esa labor de apoyo al migrante, los guatemaltecos lo convencieron de formar una organización y creó una asociación cuyo fin es que los chapines “salgan de las sombras”; en 2017 empezó todo.

En Carolina del Norte hay un gran número de migrantes guatemaltecos, muchos no saben leer ni escribir y eso lo motivó a ayudarlos en este aspecto.

“Hay algunos que no hablan bien el español y hablan otro idioma de nuestro país, entonces pues de ahí salió la necesidad de que no supieran leer ni escribir”, comentó.

El guatemalteco recuerda que la Asociación la conformaban en un principio cuatro personas, pero luego se unieron muchos más, “somos como 25”.

SE PUEDEN LOGRAR LAS COSAS CON AMOR Y PASIÓN

Todo lo que hace don Eleazar requiere de esfuerzo, pero él señala que encuentra mucha satisfacción en los resultados a favor de la comunidad migrante, porque cree que solo unidos, con “amor y pasión” se pueden lograr grandes cosas.

La necesidad siempre es grande, porque cada vez más personas llegan de otros estados o empiezan desde cero en Carolina del Norte.

SIEMPRE ENCUENTRA TIEMPO PARA SU FAMILIA

Además, destaca que para salir adelante lo que necesita Guatemala y sus ciudadanos es pensar en la unión, “si nosotros queremos que nuestra Guatemala sea próspera necesitamos unidad y no tener discordias entre nosotros”.

Aunque don Eleazar trabaja, siempre encuentra cómo ocupar su tiempo libre, eso sí, en beneficio de otras personas y con el trabajo que hacen en la asociación, “no hay mucho tiempo libre, pero tomamos tiempo para nuestra familia que son un apoyo y en el caso mío ellos me ayudan mucho”.

Cada vez que le mencionan a Guatemala, el connacional recuerda que es un país lindo, que merece la pena sacar adelante a pesar de las adversidades.

Don Eleazar extraña la gastronomía de Guatemala y aunque visita el restaurante El Chapín, que emprende don Rony Ordóñez en ese estado, él guarda en su corazón el chomín que su abuela le preparaba en Retalhuleu.

“Extraño la cultura, sus colores y los trajes típicos que siempre resaltan aquí, pero como le digo se pierden muchas cosas de nuestros ancestros”, recalcó.

Para finalizar, le envía un mensaje de entusiasmo a los guatemaltecos que residen en ese lugar, “las personas somos nobles, humildes y trabajadores, que no nos salgamos de las reglas que hay en el estado y trabajemos juntos y en unidad para dar a conocer que somos una comunidad guatemalteca muy fuerte”.

Ver más MIGRANTES CONTIGO
Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorSe retoma interpelación al MEM y se concentra en monedas del Bicentenario
Artículo siguienteSuárez logra doblete y Atlético supera a Getafe