Chajón: caída en el turismo puede ser de 30% o 40%; propone algunas medidas

Agexport se pronunció respecto a los efectos en el turismo del COVID-19. Foto La Hora

Por Eder Juárez
ejuarez@lahora.com.gt

Según el exdirector del Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT), Jorge Mario Chajón, la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, COVID-19, podría impactar en el sector turismo con una caída del 30% al 40%.

Chajón recordó que el sector turístico, más que otros sectores económicos, se basa en la movilización de personas y en la interacción de estas en las distintas experiencias que se desarrollan en el proceso de los viajes.

“Dada esta premisa, la evolución mostrada por el COVID 19, está afectando de manera directa con mayor énfasis a esta industria que representa a nivel mundial: el 10% del Producto Interno Bruto (PIB), US$1.4 Billones, 1 de cada 10 puestos de trabajo, 7% de las exportaciones totales y 30% de las exportaciones de servicio” dijo el exdirector del INGUAT.

LEA: ¿Qué pidió Giammattei al Congreso en su ampliación presupuestaria?

Agregó que a nivel nacional el turismo representa, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo: el 3.16% del PIB y el 8.06% del PIB total, en empleo el 2.7% del empleo directo es decir 177,000 plazas de trabajo y el 7.6% del empleo total, 480,000 plazas de trabajo.

Según la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), en Guatemala: 9 de cada 10 tour operadores son mipymes y 3 de cada 4 hoteles también son mipymes.

“Todos sabemos además que existen también muchos hombre/empresa que generan sus ingresos como los guías de turismo, taxistas, lancheros, artesanos y comercio informal, pero también están los negocios de alimentos y bebidas que se proveen de las industrias de bebidas envasadas y sobre todo de las materias primas provenientes de la agricultura” dijo Chajón.

“Lo que genera más preocupación en el sector es que en la ampliación presupuestaria que está en discusión en el Congreso en este momento, no se tiene contemplado ningún apoyo al sector turismo, ni en este momento y tampoco se ve que contenga presupuesto para empezar la recuperación una vez la crisis haya pasado. Esta industria mantuvo un crecimiento promedio de 8.5% en los últimos años y para el 2020 seguro tendrá una caída que los expertos calculan entre el 30% y 40%, una verdadera catástrofe” señaló el exdirectivo.

El exdirector del INGUAT, Jorge Mario Chajón. Foto La Hora

REACTIVAR EL SECTOR TURISMO

Añadió que dada la evolución que presenta a nivel mundial el COVID 19, “es necesario un liderazgo del sector turístico fuerte, que incluya dentro de sus prioridades las acciones necesarias para su mantenimiento dentro de la crisis y su futura recuperación tan pronto como la crisis se diluya”.

Dentro de las acciones inmediatas que se podrían tomar están las siguientes: Congelar el pago de los préstamos hipotecarios que tengan los hoteles, en especial quienes han invertido recientemente, o lograr un extrafinanciamiento y préstamos con intereses blandos y exonerar de intereses los primeros 3 meses. Autorizar el trabajo de tiempo parcial mientras dure la crisis. Creación en un banco nacional de un fondo de turismo con un periodo de gracia a corto plazo y tasas de interés blandas. Apoyo decidido a la reactivación al momento de pasar la crisis. A quienes son hombre/empresa igualmente facilitarles créditos fiduciarios por medio de un banco nacional.

“El inicio de la reactivación una vez pasada la crisis igualmente necesitará de inyección de recursos por parte del Gobierno Central para el Instituto Guatemalteco de Turismo, cuyos ingresos privativos provienen del impuesto del 10% a hotelería y $10 por impuesto de salida del país, en esta coyuntura ambos sectores totalmente parados, por lo que se prevé que no tendrán los recursos inmediatos, por eso es importantísimo que exista el apoyo del Gobierno Central”, refirió Chajón.

LEA: Crisis en salud: se necesita que haya servicios de atención básica en lo rural

Además, dijo que se necesita de la voluntad política y apoyo decidido de las altas autoridades del Ejecutivo y del Legislativo y la consciencia que debido a su naturaleza y transversalidad en la economía de Guatemala, “el turismo se encuentra en una posición de privilegio para lograr la rápida recuperación del crecimiento económico, la opción para el desarrollo de las comunidades así como a la recuperación del tejido social, mostrando una su capacidad de resiliencia para las comunidades más necesitadas y para el país”.