“Celosos de las piernas, desentendidos de las medias”

Carlos Soto Pineda

En Guatemala durante el año 2015 se registraron 2,947 “casos” de niñas de entre 10 a 14 años de edad que dieron a luz producto de agresiones sexuales; en el primer trimestre del 2016 se documentaron 687… esto quiere decir que al menos 229 niñas que fueron violadas cada mes durante ese período tuvieron un HIJO producto de esa violación. El departamento Guatemala, Huehuetenango, Alta Verapaz, el Quiché y Quetzaltenango son los lugares de Guatemala donde más se registran nacimientos en madres niñas o adolescentes.

Es alarmante que se documenten y por ende sucedan 9,142 embarazos en menores de edad en el rango de 15 a 17 años, y aún más que en total se registren 9,829 menores embarazadas durante enero, febrero y marzo 2016, lo que implicó 3,276 niñas embarazadas por mes, lo que significa que 109 niñas fueron embarazadas cada día!!!, o sea que 5 niñas violadas resultaron embarazadas CADA HORA esos primeros 90 días del 2016.

En cuanto a la mortalidad materna durante el mismo período hubo 140 muertes asociadas al embarazo en menores y 14 de estas sucedieron en adolescentes. Durante el año 2015 se informaron 431 muertes, de éstas 79 fueron niñas.

Habida cuenta del subregistro o falta de un registro epidemiológico actualizado, se usan proyecciones para anticipar datos y/o sucesos y así plantear políticas como las del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) que difundió un estimado de que al menos 67 mil menores de edad resultarían embarazadas para el año 2016, basado en los datos del período 2014-2015 que indicaron que 1 de cada 5 niñas (menores de edad) tuvo un hijo o quedó embarazada.
“Un 51% de quienes embarazan a niñas de 12 años les doblan o triplican la edad”.

Científicamente se dice que: “El cigoto –que es el resultado de la unión de células sexuales femeninas y masculinas a partir de la cual se desarrolla el embrión desde su etapa inicial es una célula viva con el Genoma Humano completo, pero no es un Ser Humano, constituirá un Ser Humano cuando sea capaz de percibir estímulos sensoriales y esto se logrará cuando la corteza cerebral y por ende su sistema nervioso estén desarrollados”.

“Menudo camote” hablar y no digamos escribir sobre la pena de muerte y/o el aborto, en una sociedad homofóbica, machista, racista y tan tendenciosamente extremista al linchamiento, que con un hombro carga el anda procesional y en una mano o entre la axila la Biblia y el diezmo y con dos dedos prende el fósforo o sostiene el galón de gasolina para rociar a otro ser humano o quemar al “hereje” que no piensa como ella.

Citando a Valéry Marie René Giscard d’Estaing expresidente Francés (1974-1981) que dijo: “Yo soy católico…pero también soy Presidente de una República cuyo Estado es laico. No tengo por qué imponer mis convicciones personales a mis conciudadanos, sino que debo procurar que la ley responda al estado real de la sociedad…para que sea respetada y pueda ser aplicada…Como católico estoy en contra del aborto, como Presidente de los franceses considero necesaria su despenalización.”

Hay que estar conscientes de la realidad… nos guste o no, con barco o sin barco, legal o ilegal, los abortos van a continuar…