Celebran huelga en el fútbol femenino español

Jugadoras de la liga española de fútbol se reunieron en Madrid para reclamar la aprobación de un convenio colectivo para igualdad salarial. FOTO LA HORA: AFE/EUROPA PRESS/DPA.

MADRID
Europa Press/dpa

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) celebró el “gran gol” que han marcado las jugadoras de la liga femenina “en defensa de sus derechos y de la igualdad” con la huelga llevada a cabo este fin de semana que impidió que se disputara ningún partido de la novena jornada del campeonato en protesta por sacar adelante el Convenio Colectivo para mejoras salariales.

“Para AFE como sindicato, la lucha por la igualdad es, además de un principio fundamental, el reto de una sociedad democrática. Hoy las jugadoras han marcado un gran gol en la defensa de sus derechos y la igualdad”, señaló el sindicato en un comunicado.

La asociación remarcó que “ahora les toca a todos -organizador, clubes, gobierno- hacer una lectura con compromiso y altura de miras, y que no obvien una huelga cuyo éxito es el de la igualdad”. “Porque en pleno siglo XXI no es entendible que el Convenio Colectivo en el deporte, y concretamente en el fútbol, quede relegado a los compañeros futbolistas. Este anacronismo legal e histórico debe acabar ya. Y las jugadoras así lo han dicho”, añadió.

Durante este fin de semana, ninguno de los ocho partidos programados de la Primera Iberdrola se pudo disputar, “un éxito y una jornada para la historia como lo fue la primera huelga que ejecutaron los hombres” para la AFE, que rememoró el 4 de marzo de 1979 y la “legendaria ‘huelga de las botas caídas’, cuando no hubo partidos ni en la Primera ni en la Segunda División. “Un fin de semana sin encuentros de Primera en el que ha quedado de manifiesto que las futbolistas no están dispuestas a seguir siendo despreciadas”, advirtió el sindicato.

“No ha sido fácil para ellas, pero saben que AFE estará en todo momento a su lado, apoyando cualquier decisión que tomen”, apuntó David Aganzo, presidente de la AFE, que recordó que las reivindicaciones de las futbolistas “no solo son justas” sino que son “necesarias” para que la igualdad “empiece a ser efectiva y real, tanto en el mundo del fútbol como en la sociedad en general”.