“MI ABUELO ME DIJO QUE SALIERA ADELANTE Y NUNCA LO OLVIDARÉ”

Catalino’s, el sabor guatemalteco en Nueva Orleans y una receta de motivación

Foto La Hora/Cortesía

Hace varios años, Hugo Vásquez decidió migrar a Estados Unidos, motivado por su abuelo Catalino, quien lo incentivó a seguir sus sueños a pesar que esto implicara un doble esfuerzo. Además, Vásquez creyó que no lograría sus metas si se quedaba en Guatemala ante las escasas oportunidades laborales y de calidad del país.

Ahora, años después de trabajar en ese país, el guatemalteco logró con el apoyo de su esposa y de su abuelita en Guatemala, la apertura del restaurante “Catalino´s” en Nueva Orleans, lugar en el que las recetas guatemaltecas con el toque especial de la familia han tenido muy buena aceptación.

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

En distintas oportunidades, La Hora Voz del Migrante, le ha presentado historias de éxito de guatemaltecos que se han arriesgado a impulsar la gastronomía chapina.

Los relatos han surgido desde Carolina del Norte, Nueva York, Los Ángeles y otras ciudades. Esta es una nueva historia y su protagonista, desde Luisiana, es el guatemalteco Hugo Vásquez y su herencia familiar.

Desde Nueva Orleans, en Luisiana, el connacional contó su historia de éxito, pero también de esfuerzo y mucha entrega a la labor que realiza a diario, desde que llegó a EE.UU., hace varios años.

“Mi abuelo me dijo que quería algo mejor para mí, me dio un dinerito que tenía ahorrado y me dijo que me fuera y le hice caso”, contó Hugo.

Su abuelo Catalino Fajardo Ordoñez (Q.E.P.D.), fue quien lo incentivó a lograr sus metas y en honor a él es que el restaurante tiene por nombre “Catalino´s”, además, recuerda a su abuelita Zoila Consuelo López todos los días por el sabor y recetas que le comparte para preparar a los comensales.

Cuando llegó a ese país, el guatemalteco jamás imagino que años más tarde empezaría a cumplir sus sueños, pues en el principio como todos los connacionales dijo “se tienen que aguantar desprecios e incluso humillaciones”.

Su primer trabajo fue de housekeeping en un hotel, en donde no ganaba un salario como el que esperaba, luego laboró colocando roofing, recordó.

ASÍ NACIÓ EL INTERÉS POR LA GASTRONOMÍA

En Guatemala trabajó en algunos restaurantes, lo que siempre le gustó y después desarrolló más experiencia en EE.UU., en cocinas tanto mexicanas como colombianas.

“Siempre me llamo la atención la gastronomía empecé a trabajar en restaurantes, vi cómo se marinaban las cosas, aprendí inglés porque no sabía y por eso desarrollé experiencia”, relató el entrevistado.

A la vez, recordó que fue en ese tiempo en que conoció a su esposa Addie, quien le enseñó a hablar inglés y viceversa.

La abuela de Hugo le ha ayudado con las recetas. Foto La Hora/Cortesía

Ahora, con el apoyo de su esposa y su abuelita quien le comparte recetas y el respaldo de más personas, el guatemalteco ha logrado posicionar el sabor chapín en el área y expresa que el menú cuenta con variedad de antojitos, entre elotes locos, enchiladas, chuchitos y otras delicias que los comensales piden.

Entre los platos fuertes, los clientes pueden elegir entre caldo de pollo, de res, pollo en crema con loroco, varios platos típicos que llevan el toque de la receta familiar y que se acompañan con bebidas de tamarindo, horchata, limonada y otros con toque especial.

COMPARTEN CON QUIENES MENOS TIENEN

Quienes visitan el restaurante Catalino’s también tienen la oportunidad de compartir un plato de comida o un vaso de café con quien menos tienen, puesto que Hugo explica que existe la opción de dejar tickets a personas que lo necesitan.

“Esto surgió porque varias personas llegaban al restaurante a pedir comida, entonces nosotros les dábamos lo que era frijolitos con arroz y cosas así”, comentó.

Hugo también expresó que una de las metas que busca cumplir es que las personas conozcan los platillos típicos guatemaltecos y de esta manera expandirse y así ayudar a emigrantes con un plato de comida.

HARÁN TAMALES

Además, el entrevistado tiene muy presente a su abuelo, a quien asegura le debe lo que es “me dijo que saliera adelante y nunca lo olvidaré”, mientras su abuelita aporta con las recetas que ahora degustan en EE.UU.

El restaurante logra llevar los platillos a la mesa con el apoyo de trabajadores guatemaltecos, un hondureño y también estadounidenses, quienes ahora, ante la cercanía de las fiestas patrias se preparan para elaborar deliciosos tamales.

“Nosotros hacemos tamales, la última vez hicimos 200 y ni alcanzaron por eso invito a la gente a que llamen y hagan su pedido para hacerme una idea de cuantos debemos hacer. A la gente le encantan los tamales que hacemos”, anotó.

La variedad de platillos nacionales es lo que hace de este restaurante único en el área. Foto La Hora/Cortesía

VISÍTELOS EN NUEVA ORLEANS

Catalino’s se encuentra en la 7724 de Mapple Street en Nueva Orleans Luisiana, de martes a domingo de 10:00 a 15:00 horas., y abren nuevamente de 17:00 a 21:00 horas., mientras que de viernes a sábado atienden hasta las 22:00 horas. Tenga en cuenta que el domingo cierran a las 20:00 horas.

Para más detalles los puede seguir en Facebook @CatalinosLLC, en donde constantemente comparte información para quienes deseen visitarlos.

No olvide que aunque lejos de Guatemala, la cocina típica está presente con el ingenio de Hugo Vásquez, su esposa y el equipo de Catalino’s que le ofrecerán un ambiente hogareño.