DEGENHART AFIRMA QUE CASO BITKOV ES DISTINTO

Caso migrantes: hay doble parámetro

Hoy se dio a conocer un caso de migrantes guatemaltecos que han sido deportados y a quienes las autoridades les han encontrado documentos de identificación alterados con los que pretendían ingresar a Estados Unidos, por lo que serán procesados en Guatemala. Este es un caso similar al de los Bitkov, los migrantes rusos procesados en Guatemala por uso de documentos falsificados, quienes fueron llevados incluso por el gobierno de Jimmy Morales al Palacio Nacional.

Al preguntarle al ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, si a estos migrantes no se les traerá al Palacio como lo hicieron con la familia rusa Bitkov, Degenhart respondió “creo que al final son dos casos distintos y los vamos a separar, creo que este es un caso en el cual como sociedad guatemalteca queremos evitar que guatemaltecos o extranjeros usen a niños migrantes menores de edad guatemaltecos”.

POR EDER JUÁREZ/GRECIA ORTÍZ
ejuarez@lahora.com.gt/ gortiz@lahora.com.gt

DOBLE RASERO

Sobre esta situación, Álvaro Montenegro, de Alianza por las Reformas, manifestó que no se muestra el mismo comportamiento que el Gobierno sí tuvo con la familia Bitkov.

Lo anterior, a decir de Montenegro, evidencia un doble rasero del Gobierno, y considera que aprovecha casos mediáticos para pretender demostrar los argumentos que les convengan.

“En ese caso como son gente que no tiene posibilidades de llegar al Congreso de Estados Unidos como sí hicieron los Bitkov entonces no les interesa y se ve que el único interés de levantar el caso Bitkov era aumentar la presión para expulsar a la CICIG”, anotó.

Para el entrevistado, nada justifica que se alteren documentos de identificación, no obstante cree que con el caso Bitkov en específico se buscó tanto detener la lucha contra la impunidad que todo lo demás paso a segundo plano, incluyendo a los migrantes, porque no hubo una política de apoyo.

“Se dieron muchas deficiencias de parte de la ministra Jovel y aquí lo vemos una vez más que hay una contradicción muy clara para… personas que pueden servirle al Gobierno para detener la lucha de la justicia y otras que no y la mayoría de migrantes que no le importan para nada al Gobierno”, puntualizó el integrante de Alianza por las Reformas.

CANTEO: DOBLE PARÁMETRO

El abogado Marco Antonio Canteo, señaló que por un lado dice mucho de la política de migración que ha tenido el gobierno de Morales y la segunda, es evidente que hay un doble parámetro, una doble vara con la cual se mide a unos migrantes que otros.

“Es muy claro que en ese sentido el Gobierno a tratar dos situaciones similares, una continuando con la criminalidad de los migrantes que son retornados y deteniéndoles por esas circunstancias y a otros dándoles voz pública, llevándolos a grandes presentaciones al Palacio Nacional para atacar a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por interés meramente personales, tiene mucho de lo impresentable que tiene este Gobierno ante el mundo, ante la lucha contra la corrupción y ante las grandes necesidades del país que evidentemente se ven perjudicados por no atacar la corrupción y porque esa corrupción ha estado en los más altos puesto del Gobierno, entonces evidentemente se premia aquellos que combaten contra esa lucha contra la corrupción” manifestó Canteo.

SIN POLÍTICAS

Por otro lado, Canteo manifestó que eso dice mucho de la política de migración que ha tenido este Gobierno. “Un política de migración que ha dejado en desamparo a miles y miles de migrantes y a quienes son retornados al país, que no les ofrece ningún tipo de oportunidades, un país que no le promete soluciones a la problemática de pobreza, exclusión y de violencia, esa es la primera realidad de la política de migración de este país”

Además, indicó que al contrario de procesar a los migrantes retornados por esta circunstancia debieron ser apoyados, pero esto pasa dentro de una política coherente con las necesidades del país, con los grandes aportes que hacen al país los migrantes, en donde no solo se van de Guatemala por falta de oportunidades o porque no encuentran como hacer vida en este país, y porque tampoco tienen las condiciones de seguridad para seguir aquí.

“Esa política de migración debería de tener al menos algunas líneas para las personas que retornen como deportados al país, nuevas condiciones y proyectos de desarrollo y adaptarse a la vida del país, pero criminalizándolos es un error garrafal e histórico y dice mucho de lo impresentable de este Gobierno en su política de Migración”.