ANALISTAS DESTACAN QUE EXISTE POCA INFORMACIÓN

Carrera contra el tiempo ¿ya se puede implementar el Acuerdo de Asilos?

Foto La Hora / Solicitantes de asilo de origen hondureño y salvadoreño llegarían al país desde EE. UU., tras concretarse el plan de implementación por el Acuerdo de Cooperación de Asilo con Guatemala.

SALVADOREÑOS Y HONDUREÑOS LLEGARÍAN AL PAÍS QUE LIDERA LAS DETENCIONES DE LA FRONTERA SUR

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

“Guatemala, que ha estado formando Caravanas y enviando a un gran número de personas, algunas con antecedentes penales, a los Estados Unidos, ha decidido romper el acuerdo que tenían con nosotros al firmar un Tercer Acuerdo de Seguridad necesario. Estábamos listos para ir”, expresó con molestia el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego amenazó al país con aranceles a sus exportaciones y remesas; el 26 de julio Guatemala firmó el acuerdo de asilos con EE. UU.

Hace tres meses, el país firmó el Acuerdo de Asilos con EE. UU., como resultado de presiones de la administración Trump, que amenazó con impuestos y aranceles a las remesas, así como el recorte de ayuda para los programas del Triángulo Norte, mientras miles de migrantes guatemaltecos llegaban a la Frontera Sur.

También el gobierno del presidente Jimmy Morales no mostraba resistencia a las políticas de ese país, una tónica que mantuvo en gran parte de 2019 tras conocerse una reunión del mandatario con el excandidato, Mario Estrada, apresado en Miami por cargos relacionados al narcotráfico.

Ahora, luego de la incertidumbre generada y de la poca información que se ha conocido de la implementación del Acuerdo de Asilos (que analistas llaman de Tercer País Seguro), medios estadounidenses anunciaron que los primeros solicitantes de asilo, de nacionalidad salvadoreña y hondureña, llegarían pronto al país.

La implementación incluso se realizaría a pesar que el acuerdo no ha sido ratificado por el Congreso, pero con la insistencia del presidente Jimmy Morales y su gobierno, que ha dicho en varias oportunidades que no es necesario que el Legislativo ratifique el convenio.

Hasta el momento, al igual que lo hicieron con la firma del acuerdo, el Gobierno sigue en la misma línea y se mantienen en silencio o proporcionando poca información sobre la implementación de este, aunque el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), tampoco confirma o niega si los solicitantes de asilo llegarán al país en vuelos de deportados procedentes de EE. UU. en los próximos días.

En tanto, consultados por La Hora Voz del Migrante, destacan que se mantiene el ambiente de incertidumbre que se manejó previo a la firma del acuerdo entre ambos países y al que le siguieron otros dos similares con Honduras y El Salvador.

Son pocos los detalles que se conocen del acuerdo que Guatemala firmó en la Casa Blanca el 26 de julio recién pasado, si bien se sabe que existen anexos, no se conocen detalles como, por ejemplo, cuántos serán los solicitantes salvadoreños y hondureños que el país recibirá.

Según The Washington Post, el convenio firmado le daría el poder al Departamento de Seguridad Nacional para enviar a Guatemala a las personas que no busquen protección en otro país mientras viajan en su ruta hacia EE. UU., esto significaría que a pesar del viaje peligroso que realicen los migrantes, llegarían para ser retornados a Centroamérica, una región considerada insegura.

En principio, los solicitantes de asilo serían adultos y luego familias, aunque serían pequeños grupos con quienes iniciaría a implementarse el acuerdo, a pesar que el mismo no ha sido conocido por el Congreso de la República, como lo determinó la Corte de Constitucionalidad hace unos meses al resolver una revocatoria de amparo planteada por el Gobierno.

El presidente Jimmy Morales también ha reiterado en varias oportunidades que no es necesario que lo firmado sea conocido por los diputados, “si no hay ninguna limitante en los artículos 171 y 172 de la Constitución, no tiene por qué ir al Congreso”.

A principios de mes, el Presidente afirmó que Guatemala ya tenía listo el plan y solo estaban esperando a que EE. UU. completara algunos aspectos para echarlo a andar, aunque no dio detalles.

En tanto, Buzfeed News, refirió que serán los países del Triángulo Norte los que determinen cuántos migrantes serán recibidos, pero hasta ahora ese es uno de los detalles de los que se ha conocido información únicamente a través de medios de comunicación estadounidenses.

Desde que Guatemala firmó, ha sido el asesor del presidente Trump, Mauricio Claver-Carone, quien ha realizado varias actividades informativas en donde ha invitado a periodistas de Guatemala para responder algunas preguntas, sin tampoco dar más información.

Solo esta semana, el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), refirió que llegarían al país ocho vuelos con deportados procedentes de Estados Unidos, pero hasta ahora no ha confirmado si también incluirían a las primeras personas de otras nacionalidades con quienes se implementarían los Acuerdos de Asilo. En los vuelos de ayer, según el IGM, únicamente arribaron guatemaltecos.

GUATEMALA, LÍDER DE LAS DETENCIONES EN LA FRONTERA SUR

Los migrantes llegarán al país, luego que Guatemala se posicionara entre los países que registraron la mayoría de las capturas en la Frontera Sur de EE. UU., ya que, de octubre de 2018 a septiembre de 2019, 264 mil 168 guatemaltecos buscaron entrar a ese país de manera irregular, pero fueron aprehendidos.

Mientras 253 mil 795 hondureños y 89 mil 811 salvadoreños fueron capturados por la Patrulla Fronteriza en ese período.

Entre las razones por las que las familias y personas individuales deciden migrar, analistas han apuntado la violencia, inseguridad, falta de oportunidades (más de un 60 por ciento está en el sector informal), pobreza (alcanza a un 60 por ciento de la población) y corrupción por socavar las posibilidades de bienestar.

HAY MÁS PREGUNTAS QUE RESPUESTAS

En ese sentido, Ariel Ruiz, analista del Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés), manifestó que se sintió sorprendido de saber que el acuerdo se implementaría tan rápido en Guatemala, situación que desde ya le genera interrogantes.

“Pienso que estamos esperando qué sucedería en la implementación, por ejemplo, sería como de qué tipo de recursos habría para mandar a la gente para allá –Guatemala– y de cómo trabajarían con los consulados de El Salvador y Honduras para garantizar que estas personas tengan un debido derecho”, dijo.

Para Ruíz, las condiciones de Guatemala no han cambiado mucho y que le permitan al país recibir a solicitantes de asilo, porque los estudios que se realizan marcan las mismas tendencias en aspectos de pobreza y falta de recursos económicos y sociales para los guatemaltecos, “no hemos visto un cambio amplio”.

Además, dijo que se desconoce si el sistema de asilos de Guatemala, ha mejorado, “hay más preguntas que respuestas desafortunadamente”.

Ruíz también destacó que, dado que muchas de las políticas de la administración Trump han llegado a los tribunales de justicia de ese país, es posible que ocurra lo mismo con el acuerdo de EE. UU. con Guatemala sobre asilos, sin embargo, para que sea exitosa cualquier estrategia legal para impedir su implementación, debe tener mérito, es decir insumos que sustenten sus aspectos negativos, de ahí la importancia de que el mismo no lleva por nombre de “Tercer País Seguro”.

De ocurrir una demanda, se tendría que comprobar que Guatemala no sería un país seguro u otro extremo en caso de decir que es un acuerdo diferente, agregó.

Foto La Hora / Guatemala y EE. UU. firmaron el acuerdo en julio pasado en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

“Hay más preguntas que respuestas desafortunadamente”.

Ariel Ruíz, analista del Instituto de Política Migratoria

RAMÓN: ACTÚAN COMO ANTES DE QUE SE FIRMARA EL ACUERDO

Al igual que Ruíz, Cristóbal Ramón, experto en políticas senior del Proyecto de Inmigración del Centro de Política Bipartidaria, refirió que lo importante es ver si existe un plan para determinar cómo van a proceder para realizar las deportaciones.

“El problema es que no tenemos un plan, solamente dicen que algo va pasar, seguramente no se ha visto el acuerdo en inglés… hay más preguntas y respuestas de la manera en que lo piensan implementar”, dijo.

Ramón cree que es preocupante que no se tengan detalles de lo que se haría en los próximos días.

Enfatizó que la situación actual es similar a lo sucedido previo a que se firmara el Acuerdo de Asilos, porque no se sabía nada, “estamos en lo oscuro, hablan de un plan de la manera que lo harán, pero es una tendencia –no dar detalles–”.

La implementación del Acuerdo implicaría el involucramiento de otras entidades como la OIM, ACNUR, entre otros.

En una primera consulta, la Oficina de OIM en Guatemala afirmó que permanecían atentos a cualquier información oficial y de medios de comunicación para saber de qué manera esa agencia puede involucrarse, dentro del marco de su mandato de cooperación con el Estado.

Sin embargo, horas después de emitir esa declaración, la OIM informó que se reunieron con el Ministerio de Gobernación, encuentro en el que abordaron de qué manera puede ese organismo apoyar en el tema del Acuerdo de Asilo.

“Evaluamos dos temas específicos, uno es el retorno voluntario asistido y el otro toda la asistencia humanitaria que se requiera para atender las garantías básicas de las personas beneficiarias”, anotaron.

Al mismo tiempo afirmaron que los vuelos en los que podrían arribar solicitantes de asilo llegarán cuando el acuerdo sea efectivo y “por el momento no sabemos cuándo será esto”.

Por su parte ACNUR fue consultada vía correo electrónico para conocer si se involucraría en la recepción de estos migrantes y cómo apoyaría a Guatemala, sin embargo, al cierre de este reportaje no habían respondido a la solicitud de información al respecto.

Tampoco la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) respondió de momento a las consultas sobre si tenían conocimiento de la llegada de solicitantes de asilo desde Estados Unidos y si se había requerido su participación.

Foto La Hora / Los solicitantes de asilo llegarán a Guatemala, que fue el país que más detenciones de migrantes registró durante el año fiscal en la Frontera Sur de EE. UU.

“Estamos en lo oscuro, hablan de un plan de la manera que lo harán, pero es una tendencia –no dar detalles–”.

Cristóbal Ramón, experto en políticas senior del Proyecto de Inmigración del Centro de Política Bipartidaria.

GUATEMALA NO TIENE SISTEMA DE SALUD, EDUCACIÓN Y EMPLEOS PARA OFRECER

El migrante guatemalteco, Carlos Ramírez, respondió que la implementación del acuerdo no es una buena idea y lamentó que lo hecho por el presidente Jimmy Morales no parezca que tenga una “vuelta atrás”, aunque tal vez por la vía legal podría impedirse su implementación.

Ramírez aseguró que el país no está dispuesto para ser seguro y afirma que no está en contra de la migración, pero sí cree que Guatemala no tiene la capacidad para ofrecer oportunidades de trabajo, salud ni educación a los solicitantes de asilo.

“Hay que darle algo a alguien que no tenemos, hay que darles salud, no tenemos hospitales, hace poco un amigo murió en el Hospital General y ni siquiera había una cama… con eso no tenemos buen sistema de salud, mejor dicho, no tenemos educación, nuestra economía está mal y no tenemos empleos, ¿entonces cómo vamos a ayudar a miles de personas?”, cuestionó.

Foto La Hora / En principio según explica una nota del “The Washington Post”, llegarían al país adultos y luego familias.

Hay que darle algo a alguien que no tenemos, hay que darles salud, no tenemos hospitales”.

Carlos Ramírez, migrante guatemalteco.

HAY NECESIDADES QUE RESOLVER

Finalmente el migrante guatemalteco, Leonel Arenas, expresó que al presidente Morales lo único que parece importarle es quedar bien con Trump, porque firmó sin pedir opiniones.

Por eso dijo que da coraje y preocupación que el país se preste para firmar algo de este tipo, aun conociendo las necesidades de diferentes sectores del país.

“Hay necesidades por resolver y ahora tener que invertir en personas que necesitarán vivienda y alimentación mientras esperan sus solicitudes que quizás nunca tendrán una respuesta, Guatemala no tiene cómo invertir y no creo que Trump vaya a financiar ese acuerdo”, puntualizó Arenas.

Al igual que analistas, el entrevistado dijo que Guatemala no parece estar preparado para recibir a un gran grupo de personas que huye de la pobreza y delincuencia de sus países.

Foto La Hora / El presidente Donald Trump dijo en varias oportunidades que Guatemala no estaba haciendo nada para enfrentar el tema migratorio.

“Hay necesidades por resolver y ahora tener que invertir en personas que necesitarán vivienda y alimentación, mientras esperan sus solicitudes que quizás nunca tendrán una respuesta, Guatemala no tiene cómo invertir y no creo que Trump vaya a financiar ese acuerdo”.

Leonel Arenas, migrante guatemalteco

PRESIDENTE ELECTO SIGUE SIN RECIBIR INFORMACIÓN

En ese contexto La Hora Voz del Migrante consultó al equipo de comunicación del presidente electo Alejandro Giammattei, quien refirió que hasta el momento no se les ha compartido información sobre la implementación del Acuerdo de Asilos, a pesar que la han solicitado de varias maneras.

“Hasta el momento no se nos ha compartido información al respecto, aunque la solicitamos ya de varias formas incluyendo públicamente, la relación del Presidente Electo con EE. UU., es muy buena y sabemos que al final si no se nos comparte en este momento, nuestro Presidente Electo buscará la forma de apoyar a nuestros hermanos guatemaltecos al momento de asumir como Presidente”, señaló Carlos Sandoval, del equipo de comunicación de Giammattei.