Por Margarita Girón
jgiron@lahora.com.gt

Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos informaron que durante los últimos dos días detuvieron a 654 migrantes irregulares en el sector de Yuma, Arizona.

La mayoría de migrantes pertenecen a unidades familiares o jóvenes no acompañados de Guatemala, demostrando así que la caravana invisible guatemalteca continúa.

Además, consideraron que no están relacionados a la caravana migrante que viaja a través de México hacia EE.UU.

Asimismo, indicaron que los grupos ingresaron ilegalmente a ambos lados del Puerto de entrada de San Luis, donde existe una infraestructura obsoleta del muro fronterizo y que se considera es el área en la que más migrantes han comenzado a cruzar ilegalmente por partes poco profundas del río Colorado cerca de Yuma.

Según informaron, aproximadamente a las 20:30 horas del lunes recién pasado por la noche, un grupo de 55 centroamericanos cruzó el río cerca del Condado 9 y se entregaron a los agentes después de caminar alrededor de las barreras para vehículos.

De acuerdo con la información, las detenciones del año a la fecha en el sector de Yuma han aumentado más del 150 por ciento, las cifras totales del año fiscal 2018 fueron más del doble de las registradas en 2017.

Según el Instituto Nacional de Migración de Guatemala entre enero y septiembre del 2018, 70 mil 985 guatemaltecos han sido retornados de México y Estados Unidos; de esa cifra, 38 mil 468 retornos fueron efectuados desde Estados Unidos. La cifra acumulada de enero a septiembre ya supera los a 67 mil 334 guatemaltecos retornados durante el año 2017.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala (Minex), informó que aún se encuentran verificando la identidad y atendiendo a los connacionales detenidos, “la mayoría de personas estaban pidiendo asilo”, dijo Marta Larra, vocera del Minex.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorKetzali: Resistimos desde los espacios en los que nos encontramos
Artículo siguienteIlka Oliva Corado: Mi escritura es catártica, es un proceso de restauración