La administración Biden-Harris expresó su interés en este tema. Foto La Hora/AP

Como parte de su estrategia para mitigar la corrupción, la administración del presidente estadounidense Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris implementará un nuevo plan fundamentado en cinco pilares. Entre sus objetivos destacó los esfuerzos para garantizar la rendición de cuentas en ciertos países, para lo cual se intensificarán las capacitaciones en algunos países, entre estos Guatemala.

La administración Biden-Harris expresó su interés en vincular a los agentes gubernamentales con sus contrapartes y asociados interesados a nivel regional y mundial a fin de fomentar una mayor cooperación en la detección, seguimiento y la remisión de casos de corrupción. Esto puede incluir la facilitación del intercambio de información sobre la aplicación de la ley entre países con ideas afines, incluido el Centro Internacional de Coordinación contra la Corrupción.

FORTALECIMIENTO DE LA RENDICIÓN DE CUENTAS EN LOS GOBIERNOS

El Objetivo Estratégico 3.4 busca establecer la capacidad de los gobiernos asociados extranjeros para lograr la rendición de cuentas de manera justa y equitativa. Según lo expuesto por la Casa Blanca, lo anterior está directamente relacionado al fortalecimiento de la capacidad de investigación y enjuiciamiento.

“A través del Departamento de Justicia, el Estado y la USAID, los Estados Unidos intensificarán la cooperación y la asistencia a los países con la voluntad política necesaria para actividades relacionadas con la corrupción, incluso mediante el establecimiento de marcos jurídicos y reglamentarios, el fortalecimiento de la detección y la supervisión de la capacidad, la mejora de las instituciones y los procesos de rendición de cuentas”, indicó la administración.

 

En cuanto a este punto agregó que, cuando proceda, podrían establecerse asociaciones con los países en investigaciones y enjuiciamientos conjuntos, como en el caso de Guatemala.

“Los Estados Unidos están ampliando el número de asesores jurídicos residentes para proporcionar capacitación y orientación basada en casos al Ministerio Público de Guatemala, y haciendo más fácil el despliegue de fiscales y expertos policiales de EE. UU. para ayudar a desarrollar casos de corrupción, incluyendo casos que afectan a los Estados Unidos”, enfatizó.

El Ministerio Público recibiría asesoría de EE. UU.. Foto: La Hora

ELIMINACIÓN DE REFUGIOS ENTRE LOS EJES PRINCIPALES

Desde el 3 de junio de 2021, el presidente Biden estableció la lucha contra la corrupción como un interés fundamental de seguridad nacional de los Estados Unidos. En dicha ocasión refirió que la corrupción amenaza la equidad económica, los esfuerzos mundiales contra la transparencia y el desarrollo de la democracia.

De conformidad con el Memorando del Estudio de Seguridad Nacional sobre el establecimiento de la lucha contra la corrupción como un interés fundamental de los Estados Unidos, fue impulsada la Iniciativa de las Democracias Contra Refugios Seguros (DASH, por sus siglas en inglés), la cual pretende colaborar con socios extranjeros para impedir el establecimiento de refugios financieros para agentes corruptos.

Con estas medidas el gobierno estadounidense busca dificultar el encubrimiento de ingresos sospechosos, reducir la capacidad de las personas involucradas en actos corruptos para blanquear fondos a través de compras anónimas de bienes raíces de EE. UU. y reforzar la recuperación de activos y actividades de incautación.

 

A través de la DASH se establecerá una colaboración entre el gobierno estadounidense y asociados extranjeros para impedir el establecimiento de refugios financieros seguros para los agentes corruptos y aumentar el uso de los instrumentos de aplicación conexos. Colateralmente, las sanciones y restricciones de EE. UU. serán fortalecidas mediante esta acción coordinada.

“Para los gobiernos que tienen tales facultades, el Estado, en asociación con el Tesoro, coordinará acciones para amplificar el impacto de las sanciones de EE. UU. y las restricciones de visado. El Estado también realizará actividades de divulgación dirigidas a países concretos con sistemas financieros conectados a nivel mundial que actualmente carecen de medidas de rendición de cuentas contra la corrupción, como sanciones y restricciones de visado, con el fin de animarlos a promulgar autoridades similares a Global Magnitsky y la Sección 7031(c)”, refirió la Casa Blanca.

 

Además, el Tesoro junto con el Departamento de Justicia estadounidense hará participar a los gobiernos para detectar y desbaratar la cleptocracia y el soborno extranjero, y negar a los actores corruptos la capacidad de ocultar ganancias mal habidas mediante la adopción de la transparencia inmobiliaria, la transparencia de la propiedad beneficiosa, y otras medidas contra el blanqueo de dinero.

En esta línea, también se redoblarán esfuerzos para fomentar la capacidad de los sistemas judiciales extranjeros para emitir y responder a solicitudes oficiales de pruebas relacionadas con la corrupción y para restringir y recuperar activos robados, complementando la implementación por parte del Tesoro del nuevo Programa de Recompensa de Recuperación de Activos de Cleptocracia.

El Departamento del Tesoro se involucraría también en la estrategia. Foto La Hora: AP
Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorExabogado de Roxana Baldetti obtiene libertad anticipada a mitad de la condena
Artículo siguienteLos migrantes solo importan para temas de foros, espacios, reuniones, seminarios, tesis e infinidad de estudios