Por Grecia Ortíz

gortiz@lahora.com.gt

El deseo de superarse y el amor por la costura, llevaron a la guatemalteca Cándida Yax, más conocida como “Candyta”, a establecer un emprendimiento en Estados Unidos “Faldas Típicas Hecho por Candyta”, que ahora le permite a ella y a su esposo salir adelante con mucho esfuerzo en Jamaica Queens, Nueva York, lugar en dónde elaboran blusas y faldas con telas típicas de diferentes regiones de Guatemala.

Candyta, conversó con La Hora Voz del Migrante y contó que fue un 3 de abril del año 2000, cuando llegó a Estados Unidos, en parte siguiendo a su papá y hermanos que ya estaban en ese país.

“Tampoco era que tuviera dentro de mis planes venir a Estados Unidos, pero ya contaba con un pasaporte”, recordó, además, resaltó que el viaje fue en cuestión de días y ya no regresó a Guatemala, como lo tenía previsto.

ORIGINARIA DE TOTONICAPÁN

La entrevistada es originaria de Totonicapán, del cantón Chiyax, cuando se encontraba en el país se dedicaba a la costura y ese era su medio para salir adelante, algo que, de hecho, se convirtió en una tradición familiar.

“Mi mamá hace costuras, ella nos regaló una máquina a mi hermana mayor y a mí, ello lo hizo para que nosotros lo pudiéramos hacer, pero fuimos aprendiendo, digo que ya lo traíamos nosotras esto”, destacó.

En la familia de Candyta, muchos de sus integrantes han sido comerciantes, su abuela, su mamá, tías y sus hermanas, la mayoría se han dedicado a la venta de cortes de indumentaria maya, pero en su caso confecciona faldas, vestidos, cubre bocas, diademas y otros artículos.

Cuando llegó a EE. UU., contó que empezó a trabajar en el mantenimiento y también en el cuidado de niños, eso por supuesto fue un cambio muy difícil en su vida.

“Era difícil comunicarnos con las personas porque hablaban diferentes idiomas, pero trate de aprender inglés y ya pues ahora hay muchos hispanos y hablan español”, destacó.

En un principio ella vivía con su papá y hermanos, pero tiempo después decidió formar su propio hogar.

ASÍ SURGIÓ SU EMPRENDIMIENTO

Su emprendimiento surgió “de repente”, pues en 2019 cuando empezaba la primavera decidió elaborar faldas con telas regulares y ya después como su papá le había enviado una tela de Totonicapán se tomó las medidas y elaboró una falda, como de las que usan en Quetzaltenango, comentó.

Con el tiempo las personas le preguntaban en dónde la había adquirido, así que cuando les respondía que ella las hacía, empezaron a pedirle, además, surgió el nombre “Faldas típicas hecho por Candyta”.

Candyta inició así un emprendimiento que con el tiempo ganó más seguidores, por lo que decidió abrir un perfil de redes sociales; su inspiración dice que surgió de los trajes que había visto en Quetzaltenango.

“La tienda la tengo en mi casa, ya no solo es para mí, esto ya se convirtió en un negocio les empezó a gustar a las personas, la primera foto que subí les gusto y ya me fueron pidiendo y así surgió la idea de que trajeran más cortes y le dije a mi mamá y papá si me ayudaban a enviarlos, primero solo hacía faldas, ya después hice otras prendas”, señaló.

La connacional, destacó que hace un tiempo recibió llamadas de algunas representantes de la Casa de la Cultura de Chicago, quienes la invitaron a participar en un desfile y además le pidieron si podía elaborar trajes para llevarlos ese día.

SUS CREACIONES LLEGAN A VARIOS ESTADOS

Las creaciones de la guatemalteca han llegado diversas personas, algunas guatemaltecas y otras por supuesto de diferentes países que se han encantado de la calidad de su trabajo.

“Mis papás me ayudaban con las telas al principio, hoy en día ya lo hacemos nosotros, el cuñado de mi esposo está trabajando con nosotros porque hace sandalias y las ofrecemos aquí. Tengo variedad de telas de San Marcos, Quiché, Santiago Atitlán y uso los corte alemán y los de río también”, aseveró.

Ahora el esposo de la Candyta, Ramón Morales quien la ayuda a hacer las prendas le apoya con el corte de las telas.

La entrevistada mencionó que la emocionó el hecho de que las personas la hubieran aceptado en el mercado, “gracias a Dios lo recibieron muy bien”, al tiempo que añadió que trabajar con su esposo es uno de los aspectos que más valora.

“Con mi esposo estamos trabajando y me siento muy bendecida por Dios, él ha estado conmigo incondicionalmente pero ahora me siento muy feliz porque trabajamos con mucha pasión y amor al trabajo”, destacó.

SU FAMILIA LA APOYA

Los papás de la connacional, Alberto Ezequiel Yax y Teodora Cua de Yax, también se sienten ilusionados con lo que ha logrado y su hermana, Yolandita a quien ha sido entrevistada en otras ocasiones en La Hora Voz del Migrante, y que ha sido un apoyo importante en sus vidas.

Ahora el sueño de la emprendedora es abrir un local en Totonicapán porque sus costuras han ganado fama en Guatemala también.

“Hay quienes yo les mando aquí y ellos lo mandan a Guatemala, entonces todo surge en eso y me gustaría tener un local en mi departamento pero que se pueda distribuir no solo en Totonicapán sino en los diferentes departamentos”, destacó.

En la actualidad, las creaciones de Candyta llegan a varios estados de EE. UU., para elaborarlas hay ocasiones en que ella le solicita a sus clientas que le envíen sus medidas.

“Los estados más frecuentes son Carolina del Norte, Georgia, Los Ángeles, Massachusetts, New Jersey, Florida, casi es en todos los Estados Unidos. Yo hago trajes completos, es decir faldas y blusas, también sets de cubre bocas”, refirió.

Aunque Candyta trabaja desde su hogar, su jornada inicia desde las 5 de la mañana tiempo en que empieza a adelantar las costuras, además, aprovechan a dedicarle tiempo a sus hijas y a las tareas del hogar.

“No descuido mi casa, que es muy importante para mí”, relató.

La familia también encuentra tiempo para compartir, así que salen a pasear los fines de semana, pues lo que buscan es tener tiempo de calidad.

NO SE RINDAN

Uno de los retos más grandes a los que se ha enfrentado fue enviar por correo sus costuras, algo a lo que se enfrentó el año pasado, porque muchas personas enfermaron.

Candyta les recomienda a las personas que deseen emprender a que lo hagan sin miedo, “luchen por sus sueños no se rindan, todo se empieza desde abajo… hay que dejarlo todo en las manos de Dios. Hay que ser ejemplo de chapinas trabajadoras”.

La frase que identifica a Candyta es “tengo un Dios que todo lo puede y me da todo lo que le pida”.

Además, mencionó que le gusta cantar y que en sus videos que hace en vivo, anima a las personas dando una palabra de esperanza.

Si desea ordenar alguna de las prendas que elabora Candyta, puede llamar al teléfono 347-730-3718.

Ver más MIGRANTES CONTIGO