Imagen de la excaciller en una audiencia de 2017, cuando el caso fue cerrado.

POR REDACCIÓN LA HORA
lahora@lahora.com.gt

La Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), resolvió que se debe reactivar el proceso penal en contra de Sandra Jovel, ex ministra de Relaciones Exteriores, esto por una supuesta adopción irregular.

La Corte de Constitucionalidad había otorgado un amparo al Ministerio Público, específicamente requerido por la Fiscalía contra la Trata de Personas, en el que ordenó a la Cámara Penal del OJ entrar a conocer nuevamente el proceso en contra de Jovel y emitir una nueva resolución.

En 2017, el Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal cerró el proceso penal a favor de Jovel y ordenó el cese de la persecución penal.

Además, 19 de septiembre de 2018, la Cámara Penal rechazó una casación que presentó el MP con lo que buscaba reabrir el proceso penal por adopción irregular contra la canciller Sandra Jovel.

En noviembre del año pasado, se conoció del amparo de la CC el cual ordenaba a la Cámara Penal una nueva resolución.

EL CASO

El caso por el que era señalada la canciller se remonta a 2010, Según la Fiscalía contra la Trata de Personas Jovel habría pactado que la juez de turno, Dominga Lisette Ordóñez Sáenz, le otorgara la tutela de un niño recién nacido que había sido abandonado por sus padres biológicos en un sanatorio. En ese proceso, las autoridades señalan la existencia de irregularidades.

Posteriormente, un Juzgado de Niñez se percató de las irregularidades y ordenó que el niño fuera enviado a un albergue de forma temporal. En noviembre de 2010, el Juzgado de la Niñez entregó el cuidado del niño a Ordóñez Sáenz y Mynor Edgardo Quintana. Sin embargo, en febrero de 2012 se estableció que el niño nuevamente estaba bajo el cuidado de Jovel, lo que provocó que fuera rescatado por la PGN.

*Con información de Cristian Velix

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorArzú se opone a que Congreso no pague los almuerzos de los Jefes de Bloque
Artículo siguienteMigrantes y guatemaltecos recuerdan a detalle terremoto del 76