Ese día se registraron heridos y detenidos. La Hora/José Orozco

Por María España
mespana@lahora.com.gt

Durante la manifestación pacífica del sábado 21 de noviembre en la zona 1 de la Ciudad de Guatemala, 16 personas ingresaron al Hospital General San Juan de Dios por lesiones físicas e intoxicación por gases lacrimógenos.

Entre ellas Kenneth Gamaliel López y Carlos González de la Cruz, quienes perdieron el ojo izquierdo. Ellos tienen edades entre 21 y 30 años.

Los manifestantes fueron referidos al Hospital Roosevelt por trauma ocular para realizarles la extirpación del globo ocular izquierdo. El daño fue a causa del impacto de bombas lacrimógenas lanzados por agentes antimotines de la Policía Nacional Civil (PNC).

NECESITAN APOYO ECONÓMICO

Ambos pacientes se encuentran estables, sin embargo, sus familias necesitan apoyo económico para solventar los gastos médicos.

“Nos solidarizamos con las personas que se vieron afectadas física y emocionalmente debido a la brutal respuesta de violencia perpetrada por el Estado”, indica la Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León” (AEU) en sus redes sociales, solicitando contribución monetaria para las cirugías.

MP INVESTIGARÁ

Por otro lado, en conferencia de prensa, el jefe de la Fiscalía de Delitos Administrativos, Melvin Medina, indicó que realizará las investigaciones correspondientes para identificar a los agentes que agredieron a los dos manifestantes. Además, determinarán la cantidad de bombas lacrimógenas que fueron entregadas.

Maria España
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala, interesada en temas de derechos humanos y medio ambiente. Comprometida con la memoria, verdad y justicia. Integrante de la 5ta generación de RedLATAM de Jóvenes Periodistas de Distintas Latitudes.
Artículo anterior¿Violencia contra la mujer? No es normal, experta lo aborda
Artículo siguienteTedy Calo, un migrante con conciencia para ayudar a sus hermanos chapines