Brujas enfrenta fuerte caída de turismo tras ataques terroristas

Bruselas
Agencia/dpa

Los servicios turísticos sufrieron una fuerte caída en la ciudad belga de Brujas, uno de los principales atractivos del país, en la primera mitad de 2016, después de los ataques terroristas de Bruselas en marzo, informó hoy la agencia de noticias Belga.

El 22 de marzo, tres atacantes suicidas se inmolaron en el aeropuerto internacional de Bruselas y en una estación de metro y mataron a 32 personas.

Los operadores de las embarcaciones del canal de Brujas vendieron 400 mil 280 tickets en los primeros seis meses del año, un 22 por ciento menos que en el mismo período de 2015, mientras que un 25 por ciento menos personas utilizaron los carros tirados por caballos, según Belga.

Las cifras son consideradas un indicador confiable del estado del turismo en Brujas, una ciudad que ha sido descrita como la Venecia del Norte por su gran cantidad de canales.

“Como muchos turistas realizan un tour en barco, sabemos que si hay una reducción de la gente transportada, también sufrirán los hoteles, restaurantes, cafés y tiendas”, dijo Hilde Decleer, responsable de la economía local.