Browns mejoran en NY, aunque persisten muchos problemas

El quarterback de los Browns de Cleveland, Baker Mayfield (6), escapa del defensivo de los Jets de Nueva York, Leonard Williams (92). Foto la hora: Adam Hunger/AP.

Por TOM WITHERS
CLEVELAND
Agencia (AP)

Una vez que Odell Beckham escapó de los defensores de los Jets para el touchdown más largo de su carrera, los Browns dejaron atrás una derrota decepcionante y una semana tensa.

Pueden respirar otra vez. Al menos por un segundo.

Bajo las luces brillantes y de regreso en Nueva York, donde pasó sus primeras cinco temporadas en la NFL, Beckham anotó en una jugada electrizante de 89 yardas e hizo otra de sus famosas atrapadas a una mano el lunes para que los Browns liberaran algo de la presión que había sobre ellos con una victoria 23-3 sobre los Jets, que no contaron con sus dos mejores jugadores y recurrieron al tercer quarterback.

El infortunio de Nueva York fue perfectamente aprovechado por los Browns (1-1), que se habían desempeñado demasiado mal en su encuentro de la semana inaugural, una derrota frente a Tennessee.

Esta vez lo hicieron mejor, pero aún sin alcanzar sus propias expectativas.

“No jugamos nuestro mejor fútbol americano”, reconoció Beckham, quien acumuló 161 yardas mediante sus recepciones, pero no pudo escapar a más situaciones extrañas, esta vez por utilizar una visera ilegal en su casco. “Pero obtuvimos la victoria y eso es todo lo que importa”.

Todavía hay algunos asuntos importantes que atender para el entrenador en jefe novato Freddie Kitchens. Cleveland redujo a la mitad sus castigos en comparación a la semana uno, de 18 a nueve, pero el defensive end estelar, Myles Garrett, opacó sus tres capturas de quarterback la mayor cosecha de su carrera con cinco infracciones, dos de ellas por rudeza excesiva contra el pasador.

El quarterback Baker Mayfield y la ofensiva de los Browns no están carburando a máxima potencia, y Kitchens aún busca el equilibrio correcto entre pases y carreras mientras compagina el envío de las jugadas con otros deberes.

Los Browns, sin embargo, evitaron un inicio de 0-2 que podría haber puesto cuesta arriba su temporada y que habría complicado incluso más un tramo brutal que tienen por delante. De los próximos cinco rivales, todos están con marca de 2-0.