Bélgica investiga a médicos por eutanasia de mujer autista

Por MARIA CHENG
LONDRES
Agencia (AP)

Las autoridades belgas investigan si varios médicos practicaron indebidamente la eutanasia a una mujer con autismo, la primera investigación penal en un caso de eutanasia desde que se legalizó esta práctica en 2002.

Se investiga a tres médicos de la provincia de Flandes Oriental bajo sospecha de haber “envenenado” a Tine Nys en 2010. La mujer de 38 años fue diagnosticada con síndrome de Asperger una forma leve de autismo dos meses antes de su muerte aparentemente legal a manos de un médico.

Bélgica es uno de los dos países, junto con Holanda, donde se permite la eutanasia de personas por razones psiquiátricas si se puede demostrar que tienen un sufrimiento “insoportable e intratable”. Entre los belgas sometidos a la eutanasia por razones de salud mental, las afecciones más comunes son la depresión, el trastorno de personalidad y el Asperger. Muchos expertos, tanto en Bélgica como fuera de ella, discuten si el autismo debe ser considerado una razón válida para la eutanasia.

El año pasado, The Associated Press informó que después de que la familia de Nys presentó una denuncia penal, alegando numerosas “irregularidades” en su muerte, sus médicos intentaron bloquear la investigación.

“Debemos tratar de detener a esta gente”, escribió la doctora Lieve Thienpont, la psiquiatra que aprobó la petición para morir que hizo Nys, y uno de los médicos que ahora está siendo acusado. “Es una familia gravemente disfuncional, herida y traumatizada, con muy poca empatía y respeto por los demás”, afirmaba el mensaje.

Sophie Nys, una de las hermanas de Tine, dijo a la AP que el médico que realizó la eutanasia pidió a sus padres que mantuvieran la aguja en su lugar mientras él administraba la inyección letal, entre otros intentos torpes. Después, el médico le pidió a la familia que usara un estetoscopio para confirmar que el corazón de Tine se había detenido.

La Cámara de Instrucción de Bélgica “presume que hay suficientes indicios en este caso en particular” y los médicos deberán responder ante una corte en Gante. Serán juzgados por “envenenamiento”, expresó el fiscal de Gante Francis Clarysse.

Previamente se habían planteado inquietudes acerca de si Thienpont, el psiquiatra de Nys, aprobaba con demasiada facilidad las solicitudes de eutanasia de pacientes con enfermedades mentales.

La AP publicó anteriormente documentos que revelan un distanciamiento entre Thienpont y el doctor Wim Distelmans, quien encabeza la comisión de revisión de la eutanasia en Bélgica. Distelmans expresó su temor de que Thienpont y sus colegas pudieran no haber cumplido con ciertos requisitos legales en algunos casos de eutanasia, y escribió que ya no aceptaría pacientes remitidos por Thienpont.

En los 15 años transcurridos desde que se concedió a los médicos el derecho a dar muerte legalmente a los pacientes, más de 10 mil personas han sido sometidas a la eutanasia. Anteriormente solo se había remitido a los fiscales un caso, que posteriormente fue desestimado.