Productos derivados de la miel, un restaurante y hospedajes en cabañas forman parte del emprendimiento de estos guatemaltecos. Foto: La Hora.

La visión de crear conciencia de la importancia de las abejas en los ecosistemas motivó a Noel Juárez y Leslie Ruíz a impulsar el apiario Bee Miel Guatemala, un emprendimiento con el cual también ofrecen miel y variedad de productos derivados de esta. Sin embargo, el 24 de junio cobraron relevancia en las noticias y redes sociales, porque más de un millón de sus abejas fueron envenenadas.

El incidente está bajo investigación del Ministerio Público y las abejas que murieron eran de la clase Apis Mellifera. Lo sucedido afectó considerablemente al apiario así que, de momento, el tour para conocer a las abejas y la producción ha sido suspendido.

Las miradas se colocaron en un apiario, pero no es el único, este es un sector de gran relevancia para la economía guatemalteca.

El apiario Bee Miel Guatemala es un emprendimiento de Noel Juárez y Leslie Ruíz Foto: Bee Miel Guatemala

Lo más importante, es que los alimentos que hoy llegan a su mesa, las frutas y legumbres, así como las flores para colorear nuestros espacios o agasajar a un ser querido, no se podrían cultivar sin la ayuda de estos animales.

BEE MIEL GUATEMALA, UN EJEMPLO DEL SECTOR

Noel Juárez del apiario Bee Miel Guatemala y de Bee Cabañas Restaurante Ecológico recordó en una entrevista a La Hora que se dedican a la producción de miel desde hace unos seis años y que además de trabajar en la apicultura impulsan la protección de las abejas, en este caso de la Apis Mellifera, de ahí nace la idea de realizar el tour de abejas en Antigua Guatemala.

“Somos los únicos y los primeros que abrimos un tour de abejas en Guatemala hace cuatro o cinco años, también y este tour lo damos para que la gente tome un poquito de conciencia de porque la abejas tienen que estar vivas”, afirmó.

Juárez destacó el papel que cumplen las abejas en la polinización del 80 o 90% de los alimentos que se consumen a nivel mundial y por eso recalcó que impulsaron el recorrido, para que las personas entiendan la importancia de las abejas.

En el apiario se produce miel y otros productos derivados. Foto: Bee Miel Guatemala

El entrevistado menciona a expertos que han concluido que, si dejaran de existir estos animales, la vida humana sufriría terribles consecuencias en un lapso de apenas cinco años.



FASCINADOS POR LAS ABEJAS

Además, destacó que este proyecto fue promovido junto a su esposa Leslie Ruíz, porque los dos se sintieron fascinados por las abejas desde que recibieron clases de apicultura hace varios años.

En 2019, surgió Bee Cabañas, un restaurante ecológico al cual trasladaron a las abejas, un lugar donde todo está diseñado en base a polinizadores, además, la fachada y murales están inspirados en estos animales.

La fascinación por las abejas de ambos emprendedores inició durante una clase de apicultura. Foto: Bee Miel Guatemala

“Lo que pasa que este tipo de especie es la que en realidad ayuda a polinizar el 90% de los alimentos diariamente es la que en realidad genera que nazca una fruta, un melón, una sandía, un tomate”, mencionó.

Preocupados por la muerte de las abejas decidieron crear el tour para que las personas se involucren en la protección de ellas, escuchen charlas y vivan la experiencia de quienes se dedican a esta actividad.

INCORPORARON UN RESTAURANTE, MIRADORES Y HOSPEDAJE EN CABAÑAS

La pandemia definitivamente les afectó, como les ocurrió a muchos emprendedores, en su caso el restaurante se inauguró hace un año y medio, de hecho, abrieron el 20 de octubre de 2019 y cerraron el 15 de marzo de 2020, aunque se mantuvieron trabajando; en septiembre del año pasado retomaron operaciones.

Parte del proyecto es la implementación de un restaurantes y hospedaje en cabañas. Foto: Bee Miel Guatemala

La reapertura incluyó un hotel y hospedaje en cabañas, con duchas, pérgolas y el restaurante con un menú que ofrece variedad de platillos. Los visitantes también pueden acceder a miradores y compartir con varios animales que se encuentran en el área.

Bee Miel se encuentra en aldea el Hato en Antigua Guatemala, a unos 2,400 metros sobre el nivel del mar.

INVESTIGACIÓN POR ENVENENAMIENTO SIGUE

Tras el envenenamiento de las abejas, denunciaron en el Ministerio Público lo sucedido, posteriormente han recibido a representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), así como de la Municipalidad de Antigua, quienes le han dado seguimiento al caso.

UN LARGO CAMINO PARA RECUPERAR LAS ABEJAS

Para recuperar las abejas, el entrevistado consideró que les tomará un año y medio, aunque tienen colmenas en el lugar, no consideran que trasladarlas sea lo mejor.

Por ahora con donativos y lo que genera el restaurante buscan recuperarse de los daños ocasionados al apiario.

Los productos de Bee Miel son ofrecidos por las redes sociales, principalmente Facebook e Instagram. Foto: Bee Miel Guatemala

Lo ocurrido, para Noel Juárez, fue un duro golpe y no solo para ellos, sino para la aldea, porque son los únicos productores de miel en el Hato.

El entrevistado destacó que, si desea ayudarlos, lo puede hacer comprando los productos que ofrecen en sus páginas de Facebook o Instagram, o llegar al restaurante donde podrán consumir varios platillos en un ambiente seguro y con medidas de prevención del Covid-19.

Sus productos estrella son la miel de abeja y polen, entre otros artículos derivados.

ABEJAS NATIVAS Y APIS MELÍFERA

En Guatemala, de acuerdo con la Coordinadora de la Agrocadena Apícola del MAGA, Marta Velásquez, hay dos especies de abejas, las nativas que están en los escritos mayas y que se distinguen por ser pequeñas y no tener aguijón, además, la miel la depositan en burbujas.

Mientras que la Apis Mellifera es la abeja que introdujeron al país desde Europa, hay varias especies, ellas trabajan en colmenas a diferencia de las primeras, “producen un poco más cantidad de miel”.

Durante la entrevista se indicó que existen varios tipos de abejas y cada una produce una cantidad de miel diferente. Foto: Bee Miel Guatemala

Al respecto de la miel, mencionó que no solo se vende este producto sino también la materia prima, así que genera un valor extra; jalea real, polen, propóleo, apitoxina, entre otros insumos permiten la elaboración de más artículos derivados.

De ambas, mencionó que las nativas son las que se encuentran en peligro de extinción, porque su hábitat está siendo amenazado, “no se conoce la importancia que tienen en cuanto a la polinización o el rescate o mantenimiento del paisaje”.

Aunque la cantidad de miel conocida como “blanca” que producen estas abejas es bajo, la entrevistada refiere que su costo es bastante elevado.



Uno de los objetivos de la estrategia de la Agrocadena es tratar de mantener la apicultura como una actividad secundaria y que esta evite la inmigración de las personas a otro país, así como incluir a las mujeres para que puedan aportar a la economía con sus productos.

En Guatemala, lamentó que no se tiene una cultura de consumo de miel, algunos incluso compran este producto en supermercados porque no se cristaliza, pero el proceso natural debería ser que se cristalice.

Velásquez destaca que los apicultores han sido innovadores, pues trabajan variedad de productos, por ejemplo, ahora elaboran jabones con miel y aloe vera; en Petén supo que están impulsando una mezcla de chile habanero y miel, así que han ido buscando agregarles valor a sus artículos.

IMPACTO ECONÓMICO SE ESTIMA EN MIL MILLONES DE DÓLARES ANUALES

Las abejas, además de producir miel, tienen un impacto directo e indirecto en la economía del país, el Comité Apícola de la Asociación Guatemalteca (Agexport), estima que la polinización de las abejas melíferas y nativas generan para distintos sectores hasta US$1,000 millones anuales.

Las exportaciones de miel se destinan principalmente a Alemania, Suiza, España y Costa Rica, generando durante los últimos años un promedio de US$5 millones anuales.

A la vez señalan que, en Guatemala, los cultivos de exportación con mayor potencial para incrementar sus rendimientos por superficie cultivada, uniformidad y calidad a través del manejo tecnificado de la polinización de abejas melíferas y nativas son: café, macadamia, mango, aguacate, ajonjolí, melón y cardamomo.

Este es otro de los productos que se comercializan en el apiario. Foto: Bee Miel Guatemala


 

Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorTikTok, otra forma como los migrantes sobrellevan la lejanía de casa
Artículo siguienteAsturias señala récord de casos activos y pone de ejemplo a Joyabaj para mitigar situación