Bayern visita a Schalke al inicio de la segunda fecha de la Bundesliga

Múnich
DPA

El Bayern Múnich inaugurará mañana la segunda fecha del fútbol alemán visitando al Schalke en busca de un triunfo que le dé impulso para un intenso mes de septiembre, en el que le esperan siete partidos entre Bundesliga y Liga de Campeones en los próximos 20 días.

“Comienza un periodo muy importante”, recalcó el técnico del Bayern, Carlo Ancelotti. El italiano no tiene dudas de que sus pupilos estarán a la altura en el estadio de Gelsenkirchen tras humillar por 6-0 al Werder Bremen en la primera fecha de la Liga.

tabla-nota-2Ancelotti dijo que aún no piensa en el arranque de Liga de Campeones la próxima semana, cuando reciba al Rostov de Rusia. El exentrenador del Real Madrid pone más el foco en el primer escollo tras los partidos internacionales.

Ancelotti tiene “muy buenos recuerdos” de sus choques contra el Schalke al mando de equipos como el Real Madrid o el Milan. El sucesor de Josep Guardiola mencionó al 6-1 que infligió con los blancos al Schalke en Gelsenkirchen en la conquista de la “Décima” Copa de Europa del Real Madrid en 2014.

El estado físico del equipo no depara dolores de cabeza al italiano. Los jugadores interacionales “se encuentran en buen estado”, expesó. El chileno Arturo Vidal llegó hoy a Múnich tras las fechas de eliminatorias internacionales, pero el técnico cree que estará en condiciones de salir a la cancha.

También el portugués Renato Sanches sería una opción para el once titular tras recuperarse de una lesión de muslo. “Está al cien por ciento. Puede jugar sin problemas”, comentó.

El delantero brasileño Douglas Costa también espera volver al terreno tras una lesión en el muslo izquierdo. “Está listo y ha entrenado muy bien esta semana”, indicó Ancelotti, y anunció que a pesar de ello apostará en la delantera por Thomas Müller, Franck Ribéry y Robert Lewandowski.

El arquero Manuel Neuer sí tiene su puesto asegurado. El nuevo capitán de la selección alemana conoce bien al Schalke, para el que jugó de 1991 a 2011. “Para el Schalke, el partido del año es, además del clásico contra el Dortmund, el choque con el Bayern Múnich. El estadio va a arder”, pronosticó.

El entusiasmo de la hinchada de los azules no ha servido de mucho en el pasado. El Schalke no le gana al Bayern desde hace seis años y cosechó solo un punto de los últimos cinco partidos en casa contra el gigante de Múnich.

El técnico del Schalke, Markus Weinzierl, no ocultó, por su parte, que hubiera querido tener un rival más fácil para estrenarse ante la hinchada local.

El Schalke está empeñado en enderezar el comienzo de temporada, que lo vio perder hace dos semanas ante el Frankfurt por 1-0.