GOLEADA LLENA DE DUDA AL EQUIPO

El Barcelona tiene “deberes” a una semana para la Supercopa

Madrid
DPA

La abultada derrota por 4-0 ante el Liverpool en un amistoso colocó al Barcelona en una situación incómoda a una semana para la ida de la Supercopa del fútbol español ante el Sevilla.

La fragilidad mostrada por la zaga en el partido disputado en Wembley y la sucesión de pérdidas y fallos en la circulación de balón de la medular azulgrana dispararon algunas dudas acerca de la eficacia defensiva del equipo.

“Wembley pone deberes” al Barcelona, publicó ayer el diario “Sport”, mientras que “Mundo Deportivo” asegura que sólo una “sucesión de errores” explica la irrebatible derrota. Más contundente es el diario “Marca”, el rotativo más vendido en España, que habla directamente de “paliza”.

“Es una derrota que duele y escuece”, reconoció el técnico azulgrana, Luis Enrique, al término de un encuentro dominado desde el primer minuto por los ingleses.

El técnico, sin embargo, no se mostró demasiado preocupado por la mala imagen ofrecida por el campeón español. Los ingleses, más rodados en esta pretemporada, explosivos e incisivos, no tuvieron excesivos problemas para golear a uno de los equipos más poderosos del fútbol continental.

“Con un ritmo tan distinto no hay manera de competir”, se lamentó Luis Enrique. “No estamos locos, ahora no pensamos que somos mejores que el Barcelona”, aseguró por su parte el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp.

Los futbolistas del Barcelona Sergio Busquets y Arda Turan en el centro del campo, así como Jeremie Mathieu en el eje de la defensa, quedaron señalados por graves errores en el pase que propiciaron tres goles ingleses al contraataque. Luis Enrique no quiso dar ningún nombre en rueda de prensa.

Como destaca el diario “As”, en el pulso que mantienen Marc Andre Ter Stegen y Claudio Bravo por la titularidad del arco del Barcelona, fue en esta ocasión el alemán quien ganó el asalto. El portero chileno recibió tres goles durante el segundo tiempo, y dos tantos en apenas tres minutos.

“Ter Stegen es muy amigo mío. Le veo como siempre, creo que tenemos mucha suerte de contar con tan buenos porteros”, quiso tranquilizar el debate Luis Enrique.

Con tan sólo un partido amistoso más por disputarse -el 10 de agosto en el Trofeo Joan Gamper ante la Sampdoria-, el Barcelona afronta el primer envite por un título oficial en el partido de ida de la Supercopa de España ante el Sevilla el 14 de agosto. La vuelta se jugará tres días después en Barcelona.

Los azulgrana disponen de apenas una semana para resolver las dudas defensivas en las que el veloz y dinámico Liverpool de Klopp sumió el sábado al equipo.

Los próximos partidos permitirán dilucidar si la derrota azulgrana fue consecuencia de una falta de preparación deportiva propia de la pretemporada o si por el contrario es un síntoma de un problema más grave.

El Sevilla, que el 9 de agosto disputará la Supercopa de Europa ante el Real Madrid, será la primera prueba real de un Barcelona que conquistó Liga y Copa del Rey en la pasada temporada.