Automotrices alemanas gastarán 3 mil euros por diésel para mejoras

Berlín
Agencia (dpa)

Los fabricantes alemanes de automóviles están dispuestos a invertir hasta 3 mil euros (3,400 dólares) por vehículo para reducir la contaminación causada por los motores diésel más antiguos, mediante mejoras de sus sistemas de emisiones, anunció hoy el ministro alemán de Transportes, Andreas Scheuer.

Los pagos para “medidas específicas del fabricante” deberán realizarse bajo ciertas condiciones, según el Ministro. Una solución podría ser el reacondicionamiento de hardware, dijo Scheuer tras una reunión de más de cinco horas con los responsables de las automotrices, en Berlín.

Este acuerdo es válido para las 15 ciudades alemanas en las que se sobrepasa claramente el nivel límite de la Unión Europea (UE) para el óxido de nitrógeno (NO2), que puede dañar las vías respiratorias, los ojos y causar problemas cardiovasculares y pulmonares en concentraciones elevadas. El límite está fijado en los 40 microgramos por metro cúbico en un promedio anual.

La medida debería aplicarse a los clientes que no utilizan las primas para cambiar de automóvil ofrecidas por los fabricantes a cambio de sus automóviles diésel antiguos y se decantan por mejorar sus vehículos para hacerlos más limpios.

Según Scheuer, esto también incluye posibles modificaciones de hardware para Volkswagen y Daimler, es decir, conversiones directamente en el motor, algo a lo que en un principio se mostraron reacias las automotrices.

Estas modificaciones serán apoyadas económicamente por los fabricantes con hasta 3 mil euros por auto. Anteriormente habían ofrecido 2,400 euros por auto. Scheuer dijo, sin embargo, que pasaría algún tiempo antes de que se cumplieran los requisitos técnicos para poder realizar las actualizaciones de hardware.

Muchas ciudades alemanas sobrepasan los límites de contaminación atmosférica. De acuerdo con las cifras de la Oficina Federal de Medio Ambiente de Alemania, en casi 70 ciudades del país se registran niveles superiores a los permitidos. La lista la encabezan Múnich, Stuttgart y Colonia.

Esto ha llevado a ciudades como Hamburgo, Maguncia, Stuttgart, Fráncfort y Berlín a prohibir la circulación en un futuro de los vehículos diésel antiguos, considerados altamente contaminantes.

Junto con estos centros urbanos, los vehículos diésel antiguos no podrán seguir circulando tampoco por el centro de las ciudades alemanas de Colonia y Bonn a partir de abril de 2019 debido a la elevada contaminación atmosférica, según dictaminó hoy el Tribunal Administrativo de Colonia.