Astronauta dice sentirse bien tras casi un año en el espacio

La astronauta estadounidense Christina Koch celebra su regreso a la Tierra. FOTO LA HORA: SERGEI ILNITSKY/FOTO POOL VÍA AP)

Por MARCIA DUNN
CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU.
Agencia (AP)

La astronauta de la NASA que acaba de imponer nueva marca de estancia en el espacio dijo que salvo por los dolores musculares y problemas de equilibrio, se ha estado readaptando bien a la gravedad después de haber pasado casi once meses en órbita.

Christina Koch dio una conferencia de prensa a reporteros en Houston seis días después de regresar a la Tierra de la Estación Espacial Internacional. Su misión de 328 días, que concluyó el jueves de la semana pasada, ha sido la más larga para una mujer.

Koch dijo haber tenido una dolencia en el cuello durante casi un día. “Me sentí como una bebé de dos semanas, me costaba trabajo sostener mi propia cabeza”, afirmó.

Ella se considera afortunada de que no le hayan dolido los pies ni le ardiera la piel como ocurrió hace cuatro años al campeón de la NASA en permanencia espacial, Scott Kelly, cuya misión duró 340 días.

Koch regresó a su casa en Galveston, Texas, donde la esperaba una cocina llena de papas fritas y salsa, un bocado que añoraba en órbita, al igual que visitar el litoral del Golfo de México. Koch fue a la playa con su esposo, Bob, y el perro de ambos, llamado LBD por Little Brown Dog, apenas tres días después de que aterrizara en Kazajistán.

LBD estaba emocionado de verla y viceversa.

“Tengo incertidumbre de decir quién estaba más emocionado de ver al otro”, dijo Koch.

El reencuentro fue grabado. “Es un símbolo de regresar con la gente y a lugares que uno ama, ver a tu animal favorito”, apuntó.

Koch, de 41 años, es ingeniera eléctrica y también tiene carrera en física. En marzo pasado viajó a la estación espacial y en octubre participó en la primera caminata espacial sólo de mujeres. Tres astronautas continúan en órbita, entre ella su compañera de caminata espacial, Jessica Meir, también de la NASA.