El presidente de El Salvador se pronunció al respecto. Foto La Hora/AP/Salvador Meléndez.

SAN SALVADOR/AP

Miles de personas salieron el miércoles a las calles de la capital salvadoreña para protestar contra el gobierno del presidente Nayib Bukele en rechazo al bitcoin, la reelección presidencial y lo que consideran un irrespeto a la separación de poderes.

El presidente Bukele reaccionó en un par de tuits a la protesta. En el primero preguntó: ¿Y la dictadura?

Luego el mandatario se refirió a la destrucción de una de las cabinas donde se han instalado los cajeros bitcoin. “Dicen que el “vandalismo” fue hecho por “infiltrados”, pero han hecho vandalismo en TODAS sus manifestaciones. Además, ¿por qué no se escuchan gritos de “deténganse” o “no hagan eso”? Lo que se escucha son APLAUSOS y VÍTORES; y ahí está la prensa”.

Medardo González, un excomandante guerrillero y exsecretario general del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) que participa en la marcha, lanzó fuertes críticas al gobierno y llamó al pueblo a pelear por sus derechos.

 

Es la primera protesta masiva contra la administración de Bukele, quien asumió el 1 de junio de 2019 para un periodo de cinco años.

“Ha llegado el momento de defender la democracia… Esta marcha es simbólica, representa el cansancio de tantas violaciones a la constitución; es un reclamo a estas nuevas modalidades de esclavitud”, dijo a periodistas el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Sidney Blanco.

“No estoy diciendo que es el momento, pero podría ser la antesala para la insurrección”, advirtió.

En la marcha participan grupos feministas, estudiantes universitarios, ambientalistas, sindicatos, defensores de los derechos humanos, partidos políticos opositores, exjueces y representantes del Colegio Médico de El Salvador.

Los médicos se sumaron a la manifestación para exigir al gobierno claridad en las políticas de salud. “Es una manera de manifestar nuestra inconformidad de cómo se están dando las cosas”, manifestó Roberto Majano, vicepresidente del colegio.

 

Milton Brizuela —quien dirige ese gremio médico— dijo que “para nosotros es importante la independencia judicial, como ciudadanos estamos preocupados por las medidas que ha tomado el gobierno y la Asamblea Legislativa”.

No se reportaron de momento mayores incidentes durante la marcha, aunque los organizadores denunciaron que un grupo de encapuchados, a los que consideran “infiltrados”, destruyeron carteles publicitarios y mancharon las paredes de negocios privados. Otro grupo de encapuchados incendió una moto, sin que se reportaran heridos.

Los diversos grupos convergieron en el parque Cuscatlán, desde donde marcharon portando sendos carteles en los que expresaron su rechazo a las políticas del gobierno.

El llamado Frente Sindical desplegó una manta en que que se leía: “Bukele dictador. El pueblo te odia con razón, porque eres ladrón”.

Por su parte, el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Belarmino Jaime, que llegó hasta el parque Cuscatlán donde se reunían los manifestantes dijo a los periodistas que espera que el presidente Bukele reflexione. «Este tipo de manifestaciones es para hacer conciencia en la gente de lo que se está viviendo”.

Los manifestantes exigen que se restituyan a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y el Fiscal General destituidos el 1 de mayo, que no se aprueben las reformas a la Constitución que promueve el gobierno, que no se avale la reelección presidencial y se deroguen las reformas a la ley de la carrera judicial que facilita a la Corte Suprema de Justicia trasladar o despedir a jueces o magistrados.

Veteranos de guerra que se unieron a las protestas cerraron las principales calles de acceso al centro histórico de la capital para exigirle al gobierno un aumento de sus pensiones.

Muchos de los manifestantes vestían camisas blancas o negras que decían “NO al Bitcoin” y algunos pocos vandalizaron las cabinas donde el gobierno ha instalado los cajeros Chivo para hacer las transacciones con la criptomoneda.

El 7 de septiembre El Salvador se convirtió en el primer país en adoptar el bitcoin como una criptomoneda de curso legal que puede ser utilizada en cualquier transacción. Los negocios deberán aceptar pagos en esa moneda digital, salvo los que carezcan de la tecnología para hacerlo.

Pero las prolongadas fallas en el sistema y una intensa campaña de rumores han hecho crecer las dudas y la desconfianza sobre el uso del bitcoin.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorBiden acusa a Bolivia y Venezuela de no tomar medidas suficientes en la lucha contra el narcotráfico
Artículo siguienteUE promete otras 200 millones de vacunas COVID para África