EN CONFLICTO CON LA LEY PENAL

Asesinato, portación de arma, extorsión, delitos en los que incurre juventud

El caso se registró en Las Gaviotas. Foto La Hora

De acuerdo con la Subsecretaría de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de la Secretaría de Bienestar Social (SBS), los delitos más comunes en la juventud en conflicto con la ley penal son: asesinato, portación de arma de fuego, extorsión, homicidio y robo.

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

Actualmente hay 674 jóvenes detenidos en cinco centros popularmente conocidos como Etapa, Anexo, Gorriones, Gaviotas y Casa Intermedia. De la referida cantidad hay 338 mayores y 336 menores de edad.

De los 336 jóvenes menores de edad, 188 están sancionados y 148 provisionales, mientras que de los 338 mayores de edad, 306 están sancionados y 32 provisionales.

El número de jóvenes detenidos ha descendido en relación con el año anterior que se mantenía entre 800 a 1 mil.

De acuerdo con Francisco Molina, subsecretario de Reinserción, el descenso se debe a que tras los últimos motines, algunos jóvenes fueron enviados por orden de juez a centros de detención para adultos.

Además, porque han trabajado en conjunto con el sistema penal juvenil, el Organismo Judicial (OJ), el Ministerio Público (MP) y el Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), para que los jóvenes de buen comportamiento y con un perfil de bajo riesgo obtengan una medida no privativa de libertad, sino de libertad asistida.

“De esa manera sacamos a las personas idóneas para estar afuera. Tenemos 20 por ciento
–de jóvenes- de alto riesgo que sí debería estar privado de libertad, un 40 por ciento que es de moderado riesgo que habría que evaluar si amerita estar privado de libertad o con una medida socioeducativa no privativa, y hay un 40 por ciento que no debería estar privado de libertad, pero lo está porque así lo ordenan los jueces”, indicó Molina.

PREVENCIÓN

Walter Menchú, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), explicó que el número de adolescentes detenidos es menor en comparación con el sistema de adultos. La cantidad de jóvenes podría responder a reincidencia y reflejaría que el número de menores de edad que delinque es bajo.

Menchú dijo que los adolescentes en conflicto con la ley penal, por lo regular provienen de las áreas urbano marginales que se han vinculado a grupos de pandilleros o que delinquen. Además, estructuras delictivas los utilizan.

A criterio del entrevistado, este tema de trabajarse de forma interinstitucional con diferentes ministerios de Estado, además se deben crear programas de prevención de acuerdo a los niveles de riesgo que existen.

“Nosotros siempre hemos insistido en la prevención, en programas específicos, sabemos que existen distintos niveles de riesgo donde hay que hacer intervenciones y quizás el más urgente es donde se evite que estos jóvenes deserten de la escuela o estén necesitados de encontrar a alguien con quien identificarse. Por eso es importante atender –a quienes- están en áreas urbano marginales”, explicó el investigador del CIEN.