El presidente del Congreso, Álvaro Arzú, autorizó la creación de otra Comisión anti CICIG, que ahora se llamará “Comisión de la Verdad”. Foto La Hora: José Castro

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

Sin la aprobación del pleno de diputados del Congreso, el presidente del Legislativo, Álvaro Arzú Escobar, bajo un Acuerdo de Presidencia Legislativa 3-2019, autorizó la creación de una comisión que recabará información sobre todo lo actuado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), durante los doce años que estuvo funcionando en el país, la cual fue denominada “Comisión de la Verdad”.

La decisión de Arzú E., se da luego que la Corte de Constitucionalidad (CC), otorgara un amparo provisional a la Fiscal General, María Consuelo Porras, para dejar en suspenso las actuaciones de la Comisión anti CICIG, que fue aprobada por 82 diputados, y que tenía como objetivo investigar a la entidad internacional.

El diputado Juan Ramón Lau detalló que entre las atribuciones de dicha instancia legislativa se encuentran solicitar, recabar y sistematizar información a través de audiencias públicas u otro medio, de cualquier persona, entidad pública o privada, que considere pueda aportar al conocimiento de la verdad sobre todo lo actuado por la CICIG.

Esta nueva Comisión anti CICIG está integrada por los diputados Juan Ramón Lau, presidente; Manuel Conde Orellana y Luis Hernández Azmitia, vocales. En esta ocasión no estarán Aníbal Rojas y Luis Pedro Álvarez.

Esa instancia legislativa emitirá un informe final sobre los resultados de la información que recibió, para ello tiene hasta el 10 de enero de 2019, explicó Lau, quien también añadió: “Con el propósito de rendir un informe que sirva de base para conocer diferentes hechos y circunstancias que puedan haber afectado el Estado de Derecho de Guatemala y a sus ciudadanos”.

El diputado de TODOS indicó: “Que esta comisión específica se creó conforme a la resolución de la CC, que reconoció las facultades del Congreso de la República de crear comisiones específicas, siempre y cuando las atribuciones que se les asignen no interfieran ni invadan las competencias y funciones que la Constitución y otras leyes de carácter ordinario le atribuyan al Ministerio Público y a los órganos jurisdiccionales que conforman el poder Judicial”.

SIN APOYO DEL PLENO DE DIPUTADOS

Lau dio a conocer que la instalación de la nueva Comisión anti CICIG, fue aprobada por unanimidad de los integrantes de la Junta Directiva del Congreso: Álvaro Arzú Escobar, presidente; Felipe Alejos, Flor de María Chajón y Óscar Escribá, vicepresidentes; Estuardo Galdámez, Juan Manuel Giordano, Juan Ramón Lau, Julio Lainfiesta y Aníbal Rojas, secretarios.

La iniciativa de crear una nueva Comisión anti CICIG, no fue sometida a discusión del pleno de diputados para que se votara por ella, ya que necesitarían por lo menos 80 votos a favor, que difícilmente lograrían, ya que en la primera ocasión, esta propuesta, principalmente de Arzú y Alejos, apenas alcanzó los 82 votos, pues el tiempo para votar estuvo abierto por varios minutos, y en esa sesión, se pudo observar al Presidente del Congreso cabildeando los votos necesarios.

Con este precedente, la Directiva creó esta nueva Comisión anti CICIG de la misma forma como se hizo con la comisión específica que investigó la compra del edificio de la zona 5 para funcionamiento del Ministerio Público (MP), el cual se hizo durante la administración de la exfiscal Thelma Aldana. En ese entonces fue Alejos, como presidente en funciones, quien autorizó el mismo.

COMIENZAN AUDIENCIAS

Esta mañana, después que Lau diera lectura al nuevo Acuerdo que autoriza la nueva instancia legislativa anti CICIG, comenzaron las audiencias públicas para escuchar a los supuestos agraviados por las investigaciones que hizo en su momento la CICIG en conjunto con el MP.

La nueva Comisión escuchó a Emmanuel Rivera, hermano del exviceministro de Gobernación, Kamilo Rivera, quien está prófugo de la justicia por estar implicado en el Caso Pavón.

 

Hedy Quino Tzoc
Periodista profesional. En mi vida prevalece Dios, mi familia y la justicia. Creo en los Derechos Humanos y en que Guatemala sí hubo genocidio.Estoy convencida en que atacando la corrupción el país podría salir de sus problemas estructurales, como la pobreza extrema.
Artículo anteriorLa UNE busca que el Presidente pueda remover al Fiscal General
Artículo siguienteAnálisis: Arzú E. pierde apoyo en nueva Comisión anti CICIG