La Constitución establece que para aprobar un decreto de urgencia nacional se necesitan 107 votos, es decir la mayoría calificada, pero la CC permitiría hacerlo con mayoría simple (81 votos). Foto. Congreso.

El 25 de octubre por la noche el pleno del Congreso de la República aprobó el Estado de Sitio en El Estor Izabal. La ratificación fue aprobada con 85 votos, amparándose en una “artimaña” por una resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC). Tomando en cuenta las decisiones más recientes en el Legislativo, analistas consideraron posible que el oficialismo alcance acuerdos para aprobar el presupuesto 2022, o bien no se tome una decisión con la seriedad que amerita el proyecto.

APROBACIÓN AMPARADA POR EL OFICIALISMO

Anoche el Congreso de la República conoció el decreto 9-2021, con el cual el presidente de la República, Alejandro Giammattei, declaró Estado de Sitio en El Estor por un mes en respuesta a los conflictos entre pobladores y fuerzas de seguridad.

La Constitución establece que para aprobar un decreto de urgencia nacional se necesitan 107 votos, es decir la mayoría calificada; sin embargo, al no contar con esta cantidad, el Estado de Sitio debía aprobarse en tres lecturas.

|

El decreto fue aprobado por el pleno con 85 votos amparándose en una sentencia de la CC, que la integran perfiles aliados al oficialismo, incluso el Congreso designó directamente a los magistrados Dicha Ochoa y Luis Rosales, lo que permite hacer una interpretación antojadiza de la ley con el afán de que únicamente se necesiten 81 votos para aprobar una iniciativa.

Con un total de 85 votos a favor, 25 en contra y 50 ausentes, el pleno aprobó el decreto 13-2021 por medio del cual se dictaminó el Estado de Sitio en El Estor, Izabal.

MARIELOS CHANG: PRESUPUESTO PODRÍA APROBARSE EN TRES LECTURAS

La politóloga y cofundadora de Red Ciudadana, Marielos Chang, ve posible la aprobación del Presupuesto 2022 en una tercera lectura. “Si es en tercera lectura, posiblemente sí tengan los votos, si es de urgencia nacional porque depende realmente de cuánto se tarden en la negociación”, formuló.

 

La fecha límite para aprobar, modificar o improbar el proyecto presupuestario se alcanzará en noviembre. Chang consideró que, si los diputados comienzan a discutirlo desde ahora, probablemente obtengan los votos necesarios para aprobar el presupuesto. “Ayer fue con 85 votos, no pasó la mayoría calificada; en ese sentido, creo que sí podrían aprobar el presupuesto”, señaló.

Por otro lado, la profesional comentó que no es posible identificar completamente las alianzas en el Congreso; por ejemplo, detalló que Álvaro Arzú Escobar votó en contra de la Junta Directiva 2022-2023, pero votó a favor del Estado de Sitio en El Estor.

Asimismo, la politóloga describió que los pactos en el Congreso no son basados en intereses ideológicos o a partir de una agenda de país, más bien, dependen de operaciones transaccionales. “Las alianzas que hemos visto, sobre todo en este último Congreso, son transaccionales. Hay alianzas a partir que hay algún tipo de favor por parte de la persona que está promoviendo una ley o por parte de la Junta Directiva o el bloque oficialista”, concretó.

RENZO ROSAL: EL PRESUPUESTO ES EL ALICIENTE DEL CONGRESO

Para el analista político Renzo Rosal es bastante probable la aprobación del proyecto presupuestario para el 2022, pues a su criterio este funciona como una pieza clave para perpetuar las relaciones de afinidad entre los políticos.

Renzo Rosal, analista y politólogo independiente. Foto La Hora

“Sí, lo veo muy factible porque precisamente el presupuesto y los bolsones de recursos que están allí incluidos son el principal aliciente, el principal incentivo para mantener vigente y pagar las facturas que habían dado vueltas, que fueron las que generaron algún tipo de discrepancia, al menos de baja intensidad”, detalló.

Rosal subrayó que en determinado momento la alianza oficialista pudo debilitarse, pero ahora con el análisis del presupuesto es probable que los pactos se recompongan. “Ahora ese pacto se ha recuperado y se ha vuelto a vitaminar y la promesa para cumplir ese factor es el presupuesto. Es el principal aliciente que permite aceitar los engranajes del pacto que nunca perdió vigencia, pero en algún tiempo tuvo una fricción con la integración de Junta Directiva”, agregó.

TAMBIÉN INFLUENCIARÁ FUTURAS DECISIONES

Sumado a lo anterior, Renzo Rosal expuso que el Presupuesto General de la Nación también podría servir para fortalecer los intereses relacionados a otros proceso importantes del 2022 como la elección de cortes que, según Rosal, se efectuará aprovechando la correlación en el Congreso; la elección del Contralor General de Cuentas; y reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

 

“Uno de los principales motores de este pacto son los diputados distritales de muchos partidos. Estos diputados necesitan acelerar la facilitación del presupuesto y demás por sus intereses de reelección, recordemos que el 2022 es el año preelectoral, donde se está fraguando el reparto del pastel”, planteó el analista.

Incluso sugirió que el pleno podría maniobrar a favor de la continuidad de la Fiscal General María Consuelo Porras Argueta, ya que “aunque no es una elección directa del Congreso, este sí interviene en algunas de las fases”.

LUIS SAN JOSÉ (ASIES): CONGRESO NO HA VISTO COMO PRIORIDAD AL PRESUPUESTO

Por otro lado, Luis San José Gómez, investigador de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES) enfatizó que otros puntos en el Congreso como la elección de Junta Directiva y la aprobación o improbación de Estados de Excepción han sido priorizados, dejando a un lado el análisis del proyecto presupuestario del 2022.

 

“Hay que partir de identificar cuál es la prioridad que le están poniendo -al presupuesto-. Hemos visto que se han priorizado otro tipo de situaciones como la elección de Junta Directiva, el Estado de Sitio. Por el momento no se ha visto una discusión como tal, sé que ha habido en las comisiones, pero realmente ha sido una discusión muy vaga y es un tema importante”, puntualizó.

San José recordó que una de las razones detrás de las manifestaciones de noviembre del año pasado fue la aprobación “a la carrera” del presupuesto del 2021; para evitar estas movilizaciones consideró que debe revisarse el proyecto presupuestario con prioridad lo antes posible; además enfatizó que el Congreso tuvo suficiente tiempo desde que se presentó el proyecto a la Comisión de Finanzas del Congreso (2 de septiembre).

“Eso es lo que creo podría traer algún tipo de problema porque lo que no queremos es que llegue a suceder lo que pasó el año pasado, que hubo una aprobación a la carrera, poco transparente y que le da la percepción a la sociedad que no se está tomando con seriedad un asunto tan importante. El tema como tal no ha sido visto como una prioridad. Creo que debería evitarse para que no haya manifestaciones como el año pasado”, sostuvo el investigador.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorEl “con más huevos que todos ustedes, cerotes”, que causa reacciones
Artículo siguienteLuego de su retorno a la UNE, Sandra Torres presume una facción sólida