El concierto se llevó a cabo el pasado sábado durante la noche. Foto: La Hora

Por Ana Lucía González
agonzalez@lahora.com.gt

El último concierto del cantautor Ricardo Arjona “Hecho a la Antigua” rompió récord el pasado sábado 10 de abril. Iluminado por más de 5 mil velas y ante los ojos de más de 150 mil personas, consiguió lo que pocos logran: captar la atención de miles de admiradores guatemaltecos, como en los cinco continentes. Sin duda, el cantante oriundo de Jocotenango, dejó un lazo en común: el orgullo por la identidad nacional.

Durante más de dos horas, en una noche de magia, canciones y rodeado de 30 músicos, Arjona evocó su vida en la Ciudad Colonial, en el que miles, con dificultades por la masiva demanda, lograron conectarse al Streaming en vivo, desde la televisión abierta y las redes sociales, el cual fue pregrabado en el Convento de Capuchinas, Antigua Guatemala. Incluso, varios vecinos antigüeños se dirigieron al lugar, con el ánimo de saludar al cantante, para luego percatarse que el concierto había sido pregrabado y ese día, lo que se celebraba era una boda.

ASÍ SE VIVIÓ EL CONCIERTO

“Fue el concierto más visto en la historia de Iberoamérica”, de acuerdo con el diario La Nación de Argentina y compartido en las redes del cantante. Según el medio, fue tal el colapso que generó su concierto, que Metamorfosis, la productora del artista, determinó que mantendrá el concierto 48 horas para todos aquellos que no pudieron conectarse a la página anoche. “El desborde inesperado de gente sobrepasó los límites de lo que tenían planificado”, afirmó su productora.

“Un concierto a la medida del talento de Ricardo: inmenso, perfecto, soñado… fue como tenerte un ratito en mi casa…”, comentó Viviana Gamboa en su FB.

O este otro: “Gracias querido Ricardo por traernos tanta alegría, al regalarnos un concierto tan hermoso en medio de tiempos de tanto dolor por la pandemia. Le aseguro que nos ayudó mucho a liberar las tensiones acumuladas por el estrés y llenó de tantos buenos recuerdos nuestras mentes y nuestros corazones”, escribe la usuaria Cielo Kam.

IMAGEN DE PAÍS

Jorge Mario Chajón, experto en marketing y turismo, considera que es un personaje que no pasa desapercibido, pues su mérito no se discute. Sin embargo, genera reacciones positivas y algunas negativas, casi con la misma fuerza. Además, parte de su mérito es apoyar la imagen positiva de Guatemala. “El hilo narrativo entre cada canción fue lo más relevante y le dio un matiz humano al evento”, opinó.

LEA: WHIRLPOOL Y SU COMPROMISO CON LA SUSTENTABILIDAD EN LA REGIÓN CENTROAMERICANA Y DEL CARIBE

Por su parte, el músico y escritor, Marlon Meza Teni, quien reside en París, Francia; publicó en sus redes sociales: “Creo que en Guatemala menospreciar a Arjona se volvió una moda entre grupos de pseudo intelectuales clasemedieros que se han autonombrado sacerdotes de la cultura y que pretenden dictarle a los demás lo que es arte y lo que no. Desde siempre. Y desde siempre sin argumentos y con puntos de vista pequeños, egocéntricos, y mezquinos en su mayoría (…) Una suerte de esnobismo absurdo anclado en la envidia contra alguien que triunfó; que lo hizo bien, sin pedirle nada a nadie, y sin tomarlos en cuenta”, sentenció.

CATARSIS MUSICAL

De acuerdo con la educadora musical Ethel Batres, el cantautor Ricardo Arjona es el artista popular de mayor proyección en este momento. Logró varias cosas. Hacer que un intérprete guatemalteco fuera oído en más de 30 países, récord en más de 150 mil vistas, y que personas fuera de plataforma lo vieran en forma gratuita.

Además de eso, recoge cinco aspectos positivos. “Los guatemaltecos tuvieron la catarsis que la música brinda”, expresó. Luego, las familias vieron concierto en familia, lo que motivó un encuentro. Tercero, identificados al decir que es un artista guatemalteco, lo que nos da un motivo para subir la autoestima de país. Cuarto, dio a conocer de una manera espectacular los paisajes de Antigua y de Guatemala, “una mejor promoción turística”.
Se hicieron memes por la cantidad de veladoras, sin embargo, se debe pensar en la cantidad de artesanos que fueron beneficiados con la manufactura, lo que movió la economía local.

Ante el colapso de la plataforma, Ricardo Arjona indicó que se brindará 48 horas más para todos. Foto: Captura de pantalla

En suma, los guatemaltecos tenemos pocos momentos para disfrutar, sentirse feliz y en forma democrática. La música fue un momento para unir, converger, y pasar dos horas de una excelente realización musical al amparo de un músico de nuestra tierra, sentencia.

El antropólogo social, Mauricio Chaulón, aporta un análisis más amplio del fenómeno; no sin antes aclarar que no le gusta el estilo de Ricardo Arjona, pues no lo considera un poeta o trovador, sino más bien un cantante comercial. Sin embargo, tiene claro que, desde el punto de vista sociológico, estamos frente a un referente de esperanza, un símbolo en momentos que la población busca nuevos nacionalismos, en este caso, un artista nacional. “Nos guste o no, ante la falta de una historia de héroes nacionales o nuestra falta de educación musical, ha triunfado”.

El artista extendió 48 horas más el concierto pregrabado para compensar a los que no pudieron tener acceso, debido al colapso de la plataforma en vivo.

Lea: RENACEN LAS CANCIONES CAMPIRANAS CON DUETO DOS ROSAS

 

Ana Lucía González
Periodista guatemalteca apasionada por contar historias de la realidad nacional. En ser voz de los que no tienen voz. Afanada en un aprendizaje constante. Me debo a los lectores y a mis valores y principios.
Artículo anteriorSputnik V: Giammattei calcula que primer lote será de 1 millón; se queja de Covax
Artículo siguientePerú: Pedro Castillo pasaría a segunda vuelta junto a un disputado segundo aspirante