En esta fotografía de archivo, un trabajador de Salud, traslada a una mujer sospechosa de tener COVID-19 en el Hospital Dr. Norberto Raúl Piacentini en Lomas de Zamora, Argentina. Foto La Hora/AP/Natacha Pisarenko.

El gobierno argentino acuerda con el laboratorio chino CanSino Biologics la provisión de vacunas en momentos en que intenta acelerar el plan de inmunización para afrontar una segunda ola de coronavirus que ha llenado las terapias intensivas de los hospitales.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dijo a medios de prensa que este inmunizante que «da muy buenos resultados, es de una sola dosis y gran parte del ensayo clínico se hizo en Argentina” en 2020 con la participación de la Fundación Huésped. No precisó cuántas dosis llegarán al país y en qué fecha.

La vacuna de ese laboratorio chino se almacena a entre 2 y 8 grados centígrados, por lo que no requiere congelación y ello facilita su logística.

“Queremos tener más dosis que las 65 millones por las que ya firmamos, por eso continuamos con la firma de contratos con otros laboratorios”, señaló Cafiero.

Virólogos han señalado la idoneidad de la vacuna de CanSino Biologics. “Tiene muy pocos efectos adversos… Eventualmente se podría utilizar para reemplazar el segundo componente de la Sputnik V”, señaló el infectólogo Eduardo López, uno de los asesores del presidente Alberto Fernández para la pandemia.

El gobierno espera ansiosamente la llegada de inmunizantes que permita agilizar la lenta campaña de vacunación que también se efectúa con la vacuna rusa Sputnik V, la del laboratorio chino Sinopharm y la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford en el marco de un brote de coronavirus que ha tensionado al máximo el sistema sanitario.

Las terapias intensivas de los hospitales situados en Buenos Aires y sus alrededores y en otras zonas declaradas en emergencia están cerca de colapsar, lo que, sumado al incremento del número de fallecidos, empujó a Fernández a ordenar una cuarentena estricta desde el 22 hasta el 30 de mayo. No se descarta que se repita en semanas venideras.

En los últimos días se aceleró la llegada de cientos de miles de inmunizantes al país sudamericano con los que se busca acelerar un plan de vacunación que comenzó a fines de diciembre.

Unas 8,9 millones de personas han recibido una dosis de alguna vacuna y 2,5 millones las dos de una población de unos 45 millones.

Argentina registra hasta ahora 3,6 millones de infectados y unos de 75.500 muertos por COVID-19.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorRepublicanos se oponen a investigar asalto al Capitolio de EE. UU.
Artículo siguienteCSJ, sin entrar a conocer, rechaza antejuicio contra Morales por caso non grato