Argentina: 8 de cada 10 empresas pidieron rescate

El presidente argentino de centroizquierda Alberto Fernández. Foto la hora: AP.

BUENOS AIRES
Agencia (AP)

Casi ocho de cada diez empresas argentinas solicitaron ayuda para compensar las pérdidas provocadas por la pandemia de coronavirus y obligó al gobierno a inyectar una suma equivalente a los 1.600 millones de dólares a un paquete de rescate lanzado en marzo.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, confirmó que 420.000 empresas se inscribieron al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) impulsado por el gobierno argentino tras decretar la cuarentena obligatoria el 20 de marzo.

“Es un número muy importante, cerca del 80% de las empresas aproximadamente pidieron incorporarse al programa ATP y están en proceso de evaluación”, indicó el ministro.

La pandemia de COVID-19 ha empeorado todas las variables económicas del país sudamericano. Profundizó la recesión, aceleró la inflación -que en marzo fue de 3,3%- y se deterioró la situación del 35,5% de la población que estaba en la pobreza antes de la aparición de la enfermedad.

Argentina reportó el lunes 3.031 casos de coronavirus y 142 muertos.

Pese a este contexto adverso, el presidente de centroizquierda Alberto Fernández se ha mostrado inflexible a la hora de priorizar la salud por sobre la economía y no hay certezas de cuándo levantará la cuarentena obligatoria.

No obstante, el gobierno lanzó un paquete de asistencia financiera al que este lunes le inyectó otros 107.000 millones de pesos (1.600 millones de dólares) para alcanzar un total de 850.900 pesos (13.091 millones de dólares) equivalente al 3% del PIB.

Parte del rescate será destinado al pago del 50% del salario de los trabajadores del sector privado en mayo, anunció Kulfas. El mínimo será de unos 16.750 pesos (248 dólares) y el máximo 30.000 pesos (444 dólares).

Al mismo tiempo aumentó 10.000 pesos (148 dólares) el subsidio de desempleo.

En tanto, los sectores más afectados por la pandemia, como turismo, gastronomía y cultura, van a quedar exentos del pago del 95% de las contribuciones patronales.

En simultáneo, el Estado será garante de créditos a tasa cero que los bancos ofrecerán para monotributistas y trabajadores autónomos por un máximo de 150.000 pesos (2.200 dólares) que empezarán a devolver a partir de agosto en 12 cuotas sin interés.

“Este paquete tiene como objetivo principal preservar el trabajo, preservar la economía nacional, dejar lo más fortalecido posible el entramado productivo para que después de esta pandemia esté lo más fuerte posible el aparato productivo”, concluyó Kulfas.