Aranceles de Trump minan el comercio mundial

Por JAMEY KEATEN
GINEBRA
Agencia (AP)

La decisión del gobierno de Donald Trump de imponer aranceles a China y otros países mina el sistema de reglas del comercio mundial que Estados Unidos ayudó a crear tras la II Guerra Mundial, dijeron expertos y socios comerciales de Washington.

Esas reglas son contenidas y representadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), que ahora ve su autoridad desafiada y posiblemente diluida por la decisión estadounidense de crear aranceles sin consultas previas, en una amenaza a una arquitectura comercial meticulosamente construida durante decenios.

“Existe una riesgo sistémico genuino”, dijo Joseph Francois, director del Instituto de Comercio Mundial en la Universidad de Berna, Suiza. “El sistema multilateral ha sido bueno para Estados Unidos y destruirlo no va a llevar a un mejor resultado”.

“Llevará a lo opuesto”, dijo Francois, exdirector de economía en la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos y que ha trabajado con la OMC.

El presidente estadounidense Donald Trump anunció nuevos aranceles de 25% sobre las importaciones de acero y de 10% sobre las de aluminio. Declaró exenciones para algunos países, pendientes antes de negociaciones, y dio luz verde inmediata para otros, como China.

En un caso separado, ordenó aranceles sobre productos chinos valuados en alrededor de 60 mil millones de dólares, de nuevo sin arbitraje de la OMC. Pero en un indicio de que aún va a acudir a la organización cuando lo considere conveniente, Trump ordenó al gobierno presentar una queja ante la misma para tratar de impedir que China robe tecnología de compañías estadounidenses que trabajan en el país asiático.

Al aplicar los aranceles al acero y el aluminio chinos, el principal argumento de Trump es que China durante años ha producido excesivamente ambos metales, deprimiendo los precios globales y causando pérdidas de empleos en Estados Unidos y Europa.

Usualmente un país presentaría primero una queja ante la OMC. El riesgo ahora es que otras naciones también obvien ese paso y apliquen sus propios aranceles en represalia.