El llamado del viceministro Francisco Coma se enmarca en esa línea de prevenir a base de información sobre el curso real de la pandemia. Foto La Hora/Salud

Ayer circuló un mensaje del Viceministro de Salud Pública a cargo de la red hospitalaria, el doctor Francisco Coma, en el que pedía redoblar cuidados tomando en cuenta la situación que estamos viviendo y que ha provocado una saturación de los centros de asistencia para pacientes de Coronavirus, pero puso especial énfasis en la juventud, esa misma que durante el tiempo que llevamos de pandemia se ha sentido relativamente segura de que, por su edad, no tendría que sufrir serias complicaciones en caso de contagio, advirtiéndoles de una tremenda escalada en la cantidad de casos entre población joven que ha requerido asistencia en los hospitales.

Los índices de casos complicados que obligan a hospitalizar a los pacientes mostraron, de manera clara, que el riesgo es mucho mayor para personas de la tercera edad, sobre todo si además hay otras condiciones que pueden generar peligro mortal. Los casos de jóvenes hospitalizados y, peor aún, en condición crítica eran raros aquí y en todo el mundo. Pero las nuevas variantes del virus han adquirido formas más agresivas en términos de contagio y también en cuanto al peligro de complicaciones y por ello la preocupación del funcionario público que tiene mucho que ver con la resistencia de la juventud a retomar los cuidados que se tuvieron al principio de la pandemia.

Cuidarse y cuidar de los demás tiene que ser lo que esté constantemente en la mente de la población, al margen de la edad de cada quien. Hoy por hoy el riesgo de contagio es más alto, a pesar de que aquí todavía no sabemos oficialmente si ya está presente la variante Delta, y lo mismo se puede decir del incremento de casos delicados que obligan a los pacientes a buscar atención en los hospitales. La responsabilidad de cada quien es esencial, puesto que está demostrado que aún con esas nuevas variantes, la receta original del uso de la mascarilla, el constante lavado de manos y el distanciamiento social son factores decisivos en materia de prevención y solo les supera la inmunización que se puede lograr con las vacunas.

El incremento de casos se mantiene y no se vislumbra aún la salida de esta nueva crisis que abarrota al sistema hospitalario. Y acá en La Hora hemos llamado a las autoridades de Salud a tener una postura proactiva con información precisa que oriente a la ciudadanía en cuanto al peligroso momento que vivimos y el llamado del doctor Coma se enmarca en esa línea de prevenir a base de información sobre el curso real de la pandemia.

Redacción La Hora

post author
Artículo anteriorSacando las castañas del fuego
Artículo siguientePedro Castillo: débil en el Congreso, busca cambios en Perú