Áñez promete “corregir con firmeza lo que se haya hecho mal”

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez. Foto La Hora/DPA/Europa Press/Diego Valero.

MADRID
Agencia DPA/Europa Press

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha prometido “corregir con firmeza todo lo que se haya hecho mal” en la lucha contra la pandemia de coronavirus, tras el escándalo de corrupción en el Ministerio de Salud por las compras de material médico.

“Reconozco que hay cosas que no han salido de la mejor manera en el trabajo enorme de enfrentar el virus. Lo reconozco y, de verdad, lo siento”, dijo el lunes al conmemorar los 211 años del primer grito libertario de América, según informa la agencia de noticias oficial ABI.

“Quiero que sepan que voy a corregir con firmeza lo que se haya hecho mal”, añadió, asegurando en este sentido que hará caer todo el peso de la ley ante “la más mínima corrupción, le toque a quien le toque”.

El ya ex ministro de Salud Marcelo Navajas fue cesado y poco después detenido y encarcelado de forma preventiva por comprar 170 respiradores por los que el Gobierno pagó más de 27.000 dólares a la empresa española GPA Innova cuando su precio de mercado sería de unos 7.000 dólares. Otra empresa española, IME Consulting, ejerció como intermediaria.

El Gobierno ha ordenado una auditoría de todas las compras realizadas por la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM) durante su Presidencia, mientras que la Fiscalía y el Parlamento –controlado por el MAS del ex presidente Evo Morales– han iniciado sendas investigaciones.

MÁS DE 6,600 CASOS

Entretanto, el número de personas contagiadas por el coronavirus en Bolivia sigue subiendo. De acuerdo con el último balance del Ministerio de Sanidad, se han registrado otros 397 que elevan el total a 6,660, así como once nuevos fallecidos, con lo que ya son 261 las víctimas mortales por COVID-19.

Santa Cruz se mantiene como el principal foco de infección, concentrando 328 de los nuevos casos y cinco de los últimos fallecidos. En total, la región boliviana cuenta 4.527 positivos.

No obstante, las autoridades bolivianas han detectado otros territorios con gran incidencia del coronavirus, como el municipio de Trinidad, en el departamento de Beni, que desde el lunes y hasta el viernes permanecerá “encapsulado”.

Además, “se va a ir casa por casa, con brigadas, para hacer triaje, se va a identificar y diagnosticar a las personas y, si hay una persona que esté enferma, se la va a atender”, explicó el lunes el ministro de Justicia, Álvaro Coimbra.