Analistas: Participación de Morales en el Grupo de Lima es incoherente

Por Eder Juárez
ejuarez@lahora.com.gt

El presidente Jimmy Morales junto a la canciller Sandra Jovel, participan hoy en una reunión del Grupo de Lima para emitir un pronunciamiento en contra del Gobierno venezolano, lo que a criterio de analistas es un discurso incoherente y de doble discurso de la política exterior de Guatemala, ya que en el caso de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) el gobierno hace señalamientos de injerencia extranjera.

Renzo Rosal, analista independiente, indicó que la actitud del presidente Morales es insostenible, lo que se podría denominar incoherencia y que lo es efectivamente, para él y su equipo es como parte de la cotidianidad.

De acuerdo con Rosal la nula maniobra que el mandatario tiene en Guatemala lo hacen buscar temas y agendas en el plano nacional de tercera categoría y ahora colgarse de un tema importante a escala regional, como lo es la situación de Venezuela, pero que evidentemente pone al desnudo la carencia de la política exterior de Guatemala.

“Queda en evidencia su fracasado discurso de injerencia internacional con el tema de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), porque ahora sí se vale que él forme parte de una iniciativa que apunta a ser un mecanismo de injerencia en el caso venezolano con el Grupo de Lima”, señala el analista.

Agregó que Morales “utiliza estos espacios según su conveniencia, cuando le es conveniente se mete a un escenario de injerencia y cuando es conveniente a sus intereses personales y familiares acusa a diversos actores de injerencia, ahí vemos ese factor de incoherencia”, manifestó Rosal.

DOBLE DISCURSO

Por su lado Geydi de Mata, del Instituto de Problemas Nacionales de la Usac (Ipnusac), indicó que hay un doble discurso de parte de Morales, cuando se trata de problemas internos de Guatemala señala que hay injerencia extranjera y aboga por la soberanía.

Sin embargo, De Mata destaca que la situación de Venezuela es muy particular donde hay una crisis que amerita un posicionamiento, pero el espíritu debe ser buscar soluciones pacíficas para solucionar los conflictos con el diálogo.

Agregó que el llamado debe ser a la cordura, es importante la acumulación de la experiencia del Derecho Internacional, en aras de buscar una solución pacífica de los conflictos que se generan al interior de Venezuela, respetando la institucionalidad para evitar mayor inestabilidad política.