EN VÍSPERAS DEL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA CORRUPCIÓN

Análisis: La Corrupción frena el desarrollo de la población

Por Eder Juárez
ejuarez@lahora.com.gt

Mañana se conmemora el Día Internacional Contra la Corrupción, pero para el país esta fecha es de reflexión, pues los niveles de corrupción han exacerbado la pobreza frenando el desarrollo de la población, aseguran analistas consultados.

Renzo Rosal analista político independiente indicó que una de las consecuencias de la corrupción es la pobreza ya que en los últimos 10 años se ha incrementado.

Según Rosal se ha retrocedido en temas de cobertura tanto de educación como de salud en donde el fenómeno de la corrupción está presente y en cuanto no se tenga un Sistema de Justicia que cumpla mínimamente con estándares internacionales se mantendrá la corrupción.

“Todas las esferas de política pública están determinadas hoy en su poco o nulo avance en función de la corrupción, que es un gran fenómeno que altera y frena el desarrollo de la población”, señaló el analista.

Agregó que en el caso de Guatemala la corrupción “imposibilita” el desarrollo de la ciudadanía, porque se trata de una corrupción endémica, es decir que tiene décadas de estar y se ha ido perfeccionando, y tiene una capacidad para reproducirse “no importa qué partido llegue al Gobierno, la corrupción tiene en sus diferentes expresiones logran trasformase y mantenerse vigentes, de ahí que la corrupción es una enorme piedra en el zapato”.

CASTIGO A LOS CORRUPTOS

Por su parte Luis Linares de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies) dijo que la corrupción afecta a los pobres porque son los que más necesitan de los servicios del Estado y estos son insuficientes o de mala calidad producto de la corrupción.

“Cuando los recursos son apropiados indebidamente, deslegitima la democracia y el Estado pierde legitimidad ante los ojos del ciudadano y por ello se pierde la moral tributaria, producto de la corrupción”, señaló Linares.

Además agregó que es necesaria una justicia infalible para que se disuada incurrir en actos de corrupción, “porque la falta de castigo abona y contribuye a quienes quieran llegar a gobernar para pagar favores y que ven el gasto de una campaña política como una inversión que se va a recuperar en acciones ilegales, por eso es importante el castigo”.

SIN ACCIONES
Entre tanto Manfredo Marroquín de Acción Ciudadana dio a conocer que Guatemala se mantiene en el puesto 143 en el ranking mundial de transparencia, con 28 puntos de 100 quien advierte que la calificación será peor para el próximo año.

Según Marroquín, Guatemala no ha logrado tener medidas legales, administrativas y de ningún tipo para frenar la corrupción en el Estado.