Roberto Arias

El lago de Amatitlán ha sido materia de observación, crítica e indiferencia de la población guatemalteca, quien se ha “preocupado” por la situación del lago, así como se ha “preocupado” por los asuntos políticos y gubernamentales durante los últimos cientos de años, pero nadie se ha preocupado realmente por entrarle seriamente a los asuntos de la patria, más que ponerle una banderita de Guatemala al carro el 15 de septiembre. La población sobrevive como puede, mientras otros roban millones anual o mensualmente.

Pero, ¿qué es AMSA? La Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán -AMSA- fue creada con el Decreto No. 64-96 del Congreso de la República de Guatemala, el 18 de septiembre de 1996 con el propósito de resguardar y recuperar el Lago de Amatitlán, mediante la descontaminación y el uso racional de los recursos renovables y no renovables de las zonas de recarga de acuíferos y zonas boscosas.

AMSA se constituye por: la División Ejecutiva y Administrativa, División de manejo de Desechos Sólidos, División de manejo de Desechos Líquidos, División Forestal, Ordenamiento Territorial, rescate de Lago, Limpieza del Lago, Control Ambiental y Educación Ambiental. Dentro de los proyectos de AMSA está la reforestación, el cual repone y estabiliza los suelos mediante la recuperación de áreas boscosas. Otro proyecto muy importante es la Limpieza del Lago, cuya actividad básica consiste en mantener el espejo del Lago limpio de basura, plantas y micro algas. AMSA también cuenta con programas de concientización y formación de una cultura ambiental para la población los cuales son implementados por la división de educación ambiental.

Podemos ver que toda esa jerga utilizada por Álvaro Arzú Irigoyen, en esa época presidente de la República, en la creación de esta institución para que verdaderamente lo manejaran desde atrás sus parientes y/o por lo menos, manejaran los fondos. Los millones de dólares enviados por países amigos preocupados por la pérdida de un lago de vital importancia para nuestro pequeño país y los millones gubernamentales anuales asignados a esta institución; ¿Cuál camino cree el culto lector que tomaron en las manos nefastas de esa familia y su, ahora, turulato líder?

Desgraciadamente la degradación del lago ha ido de peor en peor y “recuperarlo” es prácticamente IMPOSIBLE. Cualquier persona con dos dedos de frente, sin necesidad de ser limnólogo (Experto en el estudio y conservación de espejos de agua -lagos), puede darse cuenta que la muerte del lago de Amatitlán ya es prácticamente inevitable.

El Lago de Amatitlán ya está en estado de eutrofización. En ecología el término eutrofización designa el enriquecimiento en nutrientes de un ecosistema. El uso más extendido se refiere específicamente al aporte más o menos masivo de nutrientes inorgánicos en un ecosistema acuático. Eutrofizado es aquel ecosistema o ambiente caracterizado por una abundancia anormalmente alta de nutrientes. Continúa…

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorSabios consejos de Dios a niños jóvenes
Artículo siguienteEspaña, más allá de los mares