AMLO: Narcos están reclutando cada vez a más niños

El presidente Andrés Manuel López Obrador habla durante su visita al poblado de La Mora, en el estado norteño de Sonora, México. FOTO LA HORA/AP/CHRISTIAN CHÁVEZ.

CIUDAD DE MÉXICO
Agencia AP

Un día después de que un grupo de autodefensa reveló que estaba usando a niños de incluso 8 años como “reclutas” para patrullajes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer que los narcotraficantes también están reclutando cada vez a más niños.

Este asunto ha desatado un debate en México en torno al uso de niños en conflictos armados, en el que los grupos defensores de los derechos humanos dicen que la práctica no sólo pone en riesgo la seguridad de los chicos, sino también su salud mental.

López Obrador dijo que, debido a que los programas sociales de su gobierno le están dando más oportunidades a los jóvenes para estudiar o trabajar, a los cárteles del narcotráfico se les está dificultando hallar sicarios, por lo que están reclutando a niños.

“Se les está dificultando a las organizaciones conseguir sicarios y que están reclutando cada vez más niños, jóvenes, porque existe una competencia”, afirmó el mandatario. “O sea, los programas sociales están dando opción a muchos jóvenes y esto lleva a la desesperación (de los cárteles), y el querer fortalecer sus vidas con niños, con jóvenes”.

López Obrador dijo que “lo sustancial, lo mero principal es atender las causas, que se evite la desintegración de las familias, que se fortalezcan valores, que haya bienestar material, que se atienda a los jóvenes”.

El asunto alcanzó un punto crítico el miércoles, cuando un grupo de autodefensas en el sur de México presentó públicamente a una tropa de niños armados y enmascarados que habían sido reclutados para que fuesen “policías comunitarios”.

Aparentemente los niños tenían entre 8 y 15 años, y portaban escopetas y fusiles. Algunos de los más jóvenes llevaban palos en lugar de armas de fuego.

Realizaron tiro al blanco en un camino en el municipio de Alcozacán en el estado sureño de Guerrero. En un poblado cercano, un grupo local de narcotraficantes había asesinado a 10 hombres y quemado la mayor parte de sus cuerpos, y los organizadores del grupo de autodefensa dijeron que los niños eran necesarios para proteger a sus comunidades contra los traficantes de droga.

La Comisión de Derechos Humanos del estado de Guerrero censuró al grupo de autodefensa, diciendo que está exponiendo a los niños al peligro.

“Rechazamos de manera contundente el involucramiento de menores de edad en tareas de seguridad que ponen en riesgo su desarrollo, integridad física y su vida”, afirmó en un comunicado.