Ambiente escolar I de II

Raymond J. Wennier
raymondwennier@yahoo.com

El propósito de este escrito es hacer un breve análisis sobre el significado del ambiente escolar. Es más complejo de lo que normalmente se explica, que resulta simplemente definirlo como una forma de manejo de clase con normas y consecuencias de portarse bien o no, pararse o sentarse y escuchar al maestro DAR un contenido exigido en un currículo oficial.

Sin embargo, antes de entrar al tema, hay que presentar una reflexión sobre la cultura escolar que es la base de las acciones en la escuela y específicamente en el aula.

Hoy día se habla de la cultura de cada acto que un grupo de personas quiere que hagan otras personas. La cultura de cada acto es que éste se repite constantemente con la esperanza de que cada quien lo crea y lo haga personal; hasta dicen “así se hacen las cosas aquí”, en esta organización. Es una nueva forma de crear una actitud en relación a un deseo de las personas con autoridad para hacerlo una práctica de la organización. Pongo un ejemplo: Hace más de diez años, el Mineduc por medio de sus autoridades, promovieron y publicaron “crear una cultura de evaluación”. Sin embargo, fue la medición del rendimiento escolar y no una evaluación.

Según R. S. Barth, “La cultura escolar es el patrón complejo de normas, actitudes, creencias, comportamientos, valores, ceremonias, tradiciones y mitos que son arraigados profundamente y que son la base de las organizaciones. La cultura es históricamente, la transmisión del significado del patrón de la cultura que ejerce poder e influencia en cómo piensa y actúa la gente”.

En la definición ofrecida por Lorena Montaño Álvarez dice “…nacemos a un ambiente eminentemente humano*. Significa que vivimos compartiendo* hábitos, costumbres, tradiciones, lengua** y sobre todo normas, valores y leyes con otros seres humanos”. He marcado tres palabras que afectan el ambiente escolar.

La palabra más importante que señalo, es lengua. El uso de la lengua (idioma) de un pueblo, transmite a los otros, los fundamentos de esa cultura aunque las personas no sepan leer y escribir. En la escuela, el uso de una lengua materna es específicamente eso, transmitir una cultura no simplemente hablar unas palabras. Por eso el maestro ha de conocer y entender esa parte de la cultura.

Con esas definiciones podemos analizar hasta dónde conocemos la cultura en el tiempo y lugar dónde trabajamos como maestros con grupos de niños y jóvenes en formación.

De por sí, la escuela es cultura. Son acciones sociales entre seres humanos que demuestran lo que creemos, cómo nos comportamos y cómo nuestras acciones influencian las experiencias de otras personas que a la vez demuestran otras culturas. La cultura no es creada, cambiada o mantenida por una sola persona.

Para terminar esta primera parte que definitivamente afecta el ambiente escolar y para tener una cultura escolar fuerte, los maestros, más que otras personas, y en especial en Guatemala, tienen que saber entre otras cosas, las características, los valores, las costumbres, las creencias, las prácticas y el comportamiento de la gente del pueblo en el que viven y trabajan.

Continuaremos con el análisis del ambiente escolar, la semana entrante.