Por: Jeimy Galicia

Allegro, de Ariel Dorfman se trata de una historia que nos lleva a la Europa del siglo XVIII, con personajes importantes de la música de Occidente, entre ellos Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) como personaje principal.

Mozart investiga a un famoso oculista que, con su mano milagrosa cura los casos más severos de ceguera; pero dejó ciegos a dos titanes de aquella época: Johann Sebastián Bach y Georg Friedrich Händel. Con estos personajes fundamentales en la cultura de Occidente, Dorfman nos lleva a una apasionante aventura literaria. En la historia Mozart, de una personalidad inocente y llena de bondad, asume conciencia de que su vida gira en torno a la música.

Jack Taylor, hijo del oculista acusado de haber dejado ciego a Händel y Bach, trata de limpiar el legado de su padre por medio de Johann Cristian. Él es el único que sabe toda la verdad de este asunto y transcurrido el tiempo se convierte en el mediador entre dos personajes marcados por un pasado que no eligieron, uno es el hijo de John Taylor, el oculista y otro es el hijo del músico más grande de todos los tiempos, Bach.

Dentro de la novela, los pensamientos más recurrentes son Dios y la muerte, ya que del primero deja la inquietud de verlo y sentirlo y del segundo intenta evitarla. Por medio de la música perduran quienes se nos adelantan de este mundo para trascender o para esperarnos en alguna parte de la eternidad.

La música tiene infinitas funciones en la vida: por medio de ella se llega a tener una leve idea de lo eterno, de sentir que la muerte no existe, que la permanencia en esta tierra es placentera. En el relato, la muerte también cumple un rol importante, se muestra como la que trunca los sueños de las personas, la responsable de que el hombre dude de su creador. Dorfman nos encamina al reencuentro con creencias personales, como la asociación de la luz con el Ser Supremo, que contrasta con la oscuridad profunda o la nada. ¿Es posible ver el verdadero rostro de Dios?

Para finalizar, Dorfman nos toma de la mano y nos lleva a la Europa del Siglo de las Luces y adentrarnos a reflexiones acerca del amor, la familia, la amistad, la vida, la muerte y la incansable búsqueda de Dios. El autor tiene la capacidad de hacernos sentir omnipresentes en la historia.

Vladimiro Ariel Dorfman Zelicovich, más conocido como Ariel Dorfman, es escritor, cuentista, dramaturgo, ensayista y poeta argentino. Nació el 6 de mayo de 1942, en Buenos Aires. A muy temprana edad viajó a los Estados Unidos, en donde transcurrió parte de su infancia. En 1954 se estableció en Chile. Casi dos décadas después contribuyó con el gobierno de Salvador Allende. Después del golpe de estado de Augusto Pinochet se exilió en Francia y luego en Estados Unidos.
En coautoría con Armand Matterlart escribió Para leer al Pato Donald, libro en el que, a través del marxismo y el psicoanálisis, explica los elementos ideológicos de los personajes animados de Walt Disney. Como dramaturgo, su obra más famosa es La muerte de la doncella.

Recuerde que esta y otras novedades puede adquirirlas consultando en www.fceguatemalaenlinea.com y a través de WhatsApp: 5017-3130 o por mensaje directo en redes sociales: FCE Guatemala. El envío es gratis en compras mayores de Q200, dentro del perímetro de la Ciudad de Guatemala y Q300 en los departamentos. Aplican restricciones. Puede visitarnos en 11 calle 6-50 zona 1, de la Ciudad de Guatemala.

A sus cuerpos dispersos, de Philip José Farmer
En esta novela de ciencia ficción, Philip explora la vida después de la muerte a través del personaje de Richard Francis Burton, quien al momento de su muerte despierta entre millones de cuerpos humanos dispersos a lo largo de una planicie delimitada por un inmenso río. Un nuevo mundo se resuelve tras su muerte, en el que resurgen los viejos problemas por los recursos y el poder. Philip José Farmer fue un escritor estadounidense de ciencia ficción y fantasía, autor de novelas y relatos breves. Inventó el concepto de Familia Wold Newton.

Las confesiones, de Luisa Josefina Hernández
A través de la relación de pareja, la autora expone las construcciones sociales y psicológicas derivadas del catolicismo, el clasismo y los prejuicios, el aparente miedo y la desconfianza que siente la sociedad de mediados del siglo XIX hacia una mujer segura de lo que quiere. Luisa Josefina Hernández (Ciudad de México 1928) es traductora, narradora, ensayista y dramaturga. Ha sido merecedora de notables premios y reconocimientos literarios.

Juego de manos, de Round Ground
Las manos sirven para tocar, sentir, tomar objetos, escribir, ¡y también para jugar! En las páginas de este libro, los pequeños lectores aprenderán y experimentarán a través de sus manos para crear diferentes formas: conejos, cocodrilos y cangrejos desfilarán con distintas texturas y colores; a la vez que podrán sumergir pulpos en la bañera, hacer muñecos de nieve o jugar carreras. Este libro es ideal para estimular la imaginación de los niños e iniciarlos en la exploración y el descubrimiento de las posibilidades de su cuerpo.

 

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorLos descuidos
Artículo siguienteEl BID concede un crédito de 830 millones a Brasil para impulsar la transformación digital