El presidente del Congreso, Allan Rodríguez continúa sin convocar a sesión de Jefes de Bloque. Foto: Congreso

Luego de los disturbios e incendio provocado ayer en el Palacio Legislativo por exmilitares que exigen una remuneración de Q120 mil por cada uno por sus servicios prestados durante el Conflicto Armado Interno, el aún presidente del Congreso, Allan Rodríguez, canceló la sesión plenaria programada para este jueves 21 de octubre.

A través de un oficio, Rodríguez dio a conocer de esta decisión. “Se informa a los señores diputados que en virtud de los hechos acontecidos el 19 de octubre en instalaciones del Congreso de la República y para resguardar la integridad física de los señores diputados y personal que labora en el Organismo Legislativo, la sesión ordinaria convocada para el día 21 de octubre del presente año, programada a las 10:00 horas, queda cancelada”, informó.

Para esa sesión, los diputados tenían contemplado continuar con la interpelación al ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel, iniciar el juicio político al ministro de Cultura y Deportes, Felipe Aguilar, conocer el informe circunstanciado de la Comisión Pesquisidora contra el magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC), José Francisco de Mata Vela y la elección de Cortes.

 

 

DIPUTADOS SOLO ELIGIERON A LA JD ESTA SEMANA

Ayer, un día después de la elección de la nueva Junta Directiva del Congreso 2022-2023, presidida por la diputada del partido VAMOS, Shirley Rivera, grupos de exsoldados realizaron una protesta violenta en el Congreso, exigiendo la aprobación de una ley para que se les otorgue Q120 mil.

Dicha iniciativa de ley fue presentada en su momento por los diputados de TODOS, Felipe Alejos y Ana Victoria Hernández, esta última es actual diputada del Parlacen.

Diputados de la facción de la UNE del diputado Carlos Barreda, señalaron que los hechos violentos son producto de un plan orquestado, mientras que Rodríguez culpó a este grupo de diputados, así como a Hernández.

 

Hedy Quino Tzoc
Periodista profesional. En mi vida prevalece Dios, mi familia y la justicia. Creo en los Derechos Humanos y en que Guatemala sí hubo genocidio.Estoy convencida en que atacando la corrupción el país podría salir de sus problemas estructurales, como la pobreza extrema.
Artículo anteriorEE.UU. detalla plan para vacunar a niños de 5 a 11 años
Artículo siguienteValdez cubre 8 innings y Astros toman ventaja ante Boston