Alemania y Francia renuevan el acuerdo de amistad del Elíseo

Por MARTIN MEISSNER y FRANK JORDANS
AQUISGRÁN, Alemania
Agencia (AP)

La canciller de Alemania, Angela Merkel, alertó hoy del auge del nacionalismo en Europa y pidió recuperar la cooperación transfronteriza durante un acto con su homólogo francés, Emmanuel Macron, en el que firmaron un pacto para renovar la amistad que une desde hace años a las dos naciones.

El nuevo acuerdo fue rubricado en la ciudad de Aquisgrán, en el oeste de Alemania, justo 56 años después del Tratado del Elíseo de 1963, que marcó la pauta para la estrecha relación entre las dos naciones tras siglos de conflictos que culminaron en la Segunda Guerra Mundial.

“El populismo y el nacionalismo se están fortaleciendo en todos nuestros países”, dijo Merkel a las autoridades francesas, alemanas y europeas reunidas en el ayuntamiento de Aquisgrán.

Poniendo como ejemplo la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y las crecientes tendencias proteccionistas en todo el mundo, Merkel destacó que la cooperación internacional atraviesa un momento difícil.

“Setenta y cuatro años, toda una vida, después del final de la Segunda Guerra Mundial, lo que parece evidente se está cuestionado de nuevo”, declaró. “Esto es por lo que, en primer lugar, tiene que haber un nuevo compromiso con nuestra responsabilidad dentro de la Unión Europea, una responsabilidad que tienen Alemania y Francia”.

Macron se hizo eco de las palabras de Merkel, destacando la “creciente ira” en las sociedades europeas y la presión que eso supone.

El Tratado de Aquisgrán busca aumentar la cooperación en los 450 kilómetros (290 millas) de frontera entre las dos naciones, así como mejorar la coordinación entre Berlín y París para atajar problemas internacionales como el cambio climático o el terrorismo.